[REQ_ERR: 401] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Grandes premios triunfos

Grandes premios triunfos

Tampoco disponemos de información del porque la yegua Turandot II que es por Still Water, madre de su propiedad y que entre los años 50 y 51 consigue cinco grandes premios, no los suma portando su chaquetilla. Años después parecida situación a las descritas se le pudo presentar respecto a Terborch, el hijo de Tbessa que fue múltiple ganador de premios importantes.

Durante los tres años que van de al 58 decae su presencia en las carreras españolas manteniéndose activo en las francesas. Al parecer debido a desencuentros con las autoridades que regulan las carreras en España.

Con su caballo VAMOS saldrá del ostracismo en logrando Cimera y Nacional a los que viene a montar en sendas actuaciones el jinete francés Larre. El preparador sigue siendo George Higson que con estas carreras alcanza los 21 triunfos en las pruebas que están consideradas como principal referente de nuestro calendario.

Tras este puntual éxito nuevamente se abre un paréntesis, que en esta ocasión se alargará durante cuatro años. PONGO encarnará en al heraldo que anuncia su retorno, materializado cuando traspasa en primer lugar con la monta de Adolfo Barderas la meta del Cimera. Para preparar su cuadra ficha a Jesús Méndez, nada menos que al campeón de su gremio en las seis recientes estadísticas; aunque la de ese año y ya con él, no la gane.

Para el siguiente cambio completo del guion: su generación de 2 años barre para casa casi todas las citas sobresalientes que jalonan el calendario de precocidad. Martorell y Gran Criterium inauguran el historial de RELTAJ, en tanto que el Critérium Internacional adornará el de ENKI. Román Martín por dos veces y Simón Figueroa serán los encargados de culminar esas misiones.

Mientras que la otra joya que representa el Criterium Internacional tiene en PONGO su adjudicatario. Como caballo clásico RELTAJ hace un verdadero alarde alargando en centenares de metros su distancia óptima para coronarse, tras controvertido distanciamiento de por medio, en el Gran Premio de Madrid y ya con todos los merecimientos, en el Villamejor.

En suma cuatro señalados triunfos y con ellos la mejor marca que Villapadierna logra en una temporada. En tres ocasiones lo hará para sus colores José Antonio Borrego con Román completando Román el restante con la hembra.

El cajón más alto del pódium de propietarios vuelve a llevar escrito su nombre y tanto Méndez como Román reverdecen esos mismos laureles en lo que respecta a sus profesiones. La siguiente temporada del 67 también resulta gratificante en cuanto a éxitos.

La responsabilidad entre los ejemplares de edad la toma ENKI coronando primero la meta del Corpa. Nuevamente cuatro victorias del máximo relieve y una nueva estadística sumada superando al eterno rival; la Yeguada Ipintza de Beamonte.

La renovación de títulos resulta extensible a Méndez y Román aunque para el jockey sólo es el de Snobíssimo, Pues Borrego acapara los otros tres. La cosecha del 68 no parece destacable; aunque si significativa porque Villapadierna logra por primera y única vez ganar la carrera que lleva su nombre.

La emotiva victoria es gracias a DONAGUA, con ella Borrego completa 7 triunfos para estos colores. Aunque el triunfo logrado pueda no parecer bastante, la suerte de la estadística vuelve a recaer nuevamente sobre los mismos tres protagonistas anteriores. Aparenta ser mejor la temporada del 69 con PRIMA DONNA alzándose con los honores que para una hembra puede representar ganar el Gran Critérium.

El segundo Oaks consecutivo lo materializa KATIMBA y para DONAGUA es la victoria en el C. Un nuevo jockey toma la responsabilidad de conducir a los tres citados en esas carreras y su identidad se corresponde con la de Claudio Carudel.

Por una victoria será para él, en detrimento de Román, la estadística en ese año. Méndez, en cambio, acierta a repetirla. Para Villapadierna es la tercera plaza, tras Beamonte y Rosales. La temporada del 70 significa un verdadero recital para DONAGUA que se fotografía por delante de los rivales en el Corpa, C.

Franco y Copa de Oro y lleva hasta 5 las victorias para un solo caballo de esta cuadra en las pruebas de mayor rango de nuestro calendario que estamos barajando.

Hito histórico máximo entre todos los ejemplares portadores de la chaquetilla de rayas verdinegras. Para Carudel son los méritos compartidos en estos triunfos. Aunque lo verdaderamente meritorio es que con ellos Villapadierna alcanza una nueva estadística que situará en un total de 9 las logradas.

Para ello es necesario que el 3 años IFNIRI añada el broche que supone la conquista por quinta ocasión del Gran Premio de Madrid. Las dos siguientes temporadas del 71 y 72 coinciden en la prometedora circunstancia de contar en su patio con los dos ganadores del Gran Critérium, circunstancia que siempre debe hacer concebir fundadas esperanzas.

Pero la realidad es que ni SCANDALO, ni JABIBA demostrarán capacidad para dar más amplitud a estos triunfos y es que el imperio de la Cuadra Rosales ha venido puntual a su toma de posesión. De resultas de tales fallidas esperanzas y de que ningún otro ejemplar logra oponerse al poderío que la familia Blasco pondrá de manifiesto, transcurrirán unos años oscuros para sus colores que tienen toda la apariencia de ser definitivos.

Sin embargo cuando cuatro años después la historia de la cuadra parece llegada a la conclusión y lista para ser escrita, un buen día de finales de junio un caballo que por nombre tiene el de RHEFFÍSSIMO se dispone a completar el probablemente más glorioso capítulo de la cuadra.

Su propietario y hacedor, más que criador, que también, describió en varias ocasiones el proceso que le llevó a plasmar la inapropiada conjetura de cruzar fondo con fondo. Pese a no llegar a correr y tener una Villapadierna mantenía entre sus reproductoras a la madre del alazán, La Sanctíssima, que antes de ponerle nombre ya debía de mostrar un carácter próximo al endiablado, según declaraciones de su criador.

Lo que posteriormente tuvo equiparación con su mala salud. Y para este concurso el Conde sacó de su bombín un nombre: el de Rheffic. El invento de hecho resultó muy bien; o no tanto si juzgamos que la salud y el físico de RHEFFÍSSIMO no tuvieron a positivo corrección apreciable.

Hasta el punto fue así que su propietario lo tuvo en venta por La suerte quiso con ello venir a jugar en favor de Pepe Villapadierna, que no lo debutará hasta el mes de mayo de sus 3 años y de seguido, corre en el Camel antes de participar en el Gran Premio de Madrid, con una probabilidad muy escasa a tenor de la probabilidad que los pronosticadores le otorgan.

Ello, pese a portar el volador peso de 46 kilos y contar por cómodas victorias sus dos compromisos previos. La historia es conocida. RHEFFÏSSIMO gana la magna prueba poniéndose en cabeza al poco de entrar en la segunda curva y en la recta con el peso pluma de Paquito Rodríguez despega de sus rivales y alcanza la meta en ganador y sin amenazas que le inquieten.

Los efectos del esfuerzo son evidentes para el caballo pero el próximo compromiso natural está marcado en la Copa de Oro y allí parte para enfrentarse a Red Regent, un rival de talla avalado con un timeform que le obliga a él y a Román que lo monta, a realizar un enorme esfuerzo para enjugar la diferencia que su rival le venía sacando en la recta.

La llegada quedó considerada como la más memorable en la historia de la prueba y la valía del ganador a salvo ya de cualquier duda. El Villamejor y el Memorial serán sus siguientes retos que resuelve con facilidad montado por Paulino García y Román Martín.

Seis salidas a 3 años en España que concluyen con RHEFFÍSSÍSIMO invicto en todas ellas. Este es el mejor colofón que la trayectoria de Villapadierna podía tener tras 35 años de hipódromo en los que 9 ganó la estadística y en donde vio triunfar a sus caballos hasta en 48 grandes premios, de los que 26 fueron formando tándem con Jesús Méndez y 6 de entre la totalidad fueron logrados en coincidencia con el inigualable marco del Gran Premio de Madrid.

Pero con ser todo este legado importante no se puede evitar la nostalgia de lo que pudo haber sido si la cría en España hubiese transcurrido en las condiciones de normalidad lógicas que hubiera cabido esperar, pero que no se dio en el período de a , si la influencia de las sangres traídas por Villapadierna y también las de Beamonte, por citar sólo las de más antigua implantación, siguieran vivas en la justa medida que unas y otras lo hubieran merecido por sus resultados y los nombres que hemos estado citando perviviesen por los rincones de los pedigrís y fuesen reconocibles sus bondades evocables con la sola lectura de sus nombres.

Salvando las muchas distancias, como supieron alcanzar los alemanes y que en España habría podido intentarse cuando en los años 90 alcanzamos un censo de 1. Con su merma no sólo se perdieron las mejoras que Villapadierna había invertido para beneficio de todos. Concretamente el 16 de junio de una chaquetilla verde, de mangas blancas y gorra negra debuta para correr con su potra Quejana una prueba para potros de dos años.

Sus propietarios son los hermanos Estanislao y Santiago de Urquijo y Landecho. La primera victoria la conseguirán el 25 de julio en San Sebastián bajo la preparación de Francisco Cadenas y la monta del aprendiz N. Fernández, en la jornada que rebotada de Madrid, o Aranjuez, según se mire, coincide con la de la celebración del Gran Premio de Madrid en que vence Badarkblar.

Al año siguiente debutan otro dos años, Jaramago, donde tras hacer segundo del premio Precoz, el potro que monta F. Romera y entrena J.

García vuelve para correr y ganar en un 12 de julio del 36 que coincidirá con la última jornada hasta que las carreras, tras un prolongado y penoso interregno, retornen a la actividad en Los hermanos Estanislao y Santiago, ingeniero y perito electricista, respectivamente, no podrían participar físicamente en ese retorno, porque ambos fallecieron en el madrileño barrio de Usera a los 37 y 33 años.

Sin embargo, si lo harán posteriormente para la memoria unidos sus nombres como lo estuvieron en las carreras y en el destino, pues desde se instaura una prueba con sus nombres que los traen al recuerdo.

Es posible que el apellido no se hubiera mantenido dentro el programa como ahora lo conocemos con el escueto Urquijo, de no mediar la intervención en pro de las carreras del hermano mayor, Juan Manuel de Urquijo y Landecho , y en razón a ello heredero del título de IV Marqués de Urquijo Procedía, como sus nueve hermanos, de una familia con larga y conocida tradición en el mundo de la banca.

Él reaviva en la misma chaquetilla que registraron sus hermanos y participa en carreras entre y En esos años ganaron para sus colores: Terca, Tori, Isardio, Déjame y Troya.

Todos entrenados, como la citada Quejana, por Francisco Cadenas. Los jinetes que contribuyeron a esas victorias fueron principalmente Victoriano Jiménez y posteriormente Claudio Carudel y en una ocasión también lo hizo Román Martin.

Existe el testimonio de una foto de en que el marqués ciñe con un abrazo protector a Román el mismo día en que debuta y gana con Córcega y donde la reseña de la revista para ilustrar la imagen le presenta como descubridor y protector del prometedor aprendiz recién salido de la escuela de Enrique Romera.

Lo que induce a pensar que Urquijo pudo tener algún gesto patrimonial hacia el jinete o escuela. Un año antes Juan Manuel había entrado en el comité de la Sociedad de Fomento del que saldría en ; un año antes de su fallecimiento. La prueba siguió hasta manteniendo las siglas de los de Estanislao y Santiago pero a partir de pasaría a tener como denominación un genérico Urquijo que ampararía la memoria conjunta para los tres hermanos.

La carrera que lleva este nombre se corrió por primera vez en el citado Como ahora, estaba destinada para ejemplares de 3 y más años. S u dotación entonces fue de Una de las dos principales características de la prueba que se mantendrá durante un tiempo prolongado es la corta distancia aunque dura por ser en disputada en línea recta sobre la que se corre: metros que representaban una rareza atípica en un programa que estaba claramente orientado hacia los La otra es que no considerará ningún recargo por sumas ganadas los importados sí los tenían por esa exclusiva condición como si se tratase de un gran premio del tipo carrera clásica.

Estos hechos y algunos no tan evidentes provocarán que su historial haya estado plagado de nombres de caballos que han sido importantes dentro de nuestro hipódromo o al menos así lo fue durante el periodo en que estas condiciones permanecieron inalterables, que alcanzó hasta Esa etapa produjo ganadores impensables a priori, que junto con el Urquijo fueron capaces de ganar en el Gran Premio de Madrid: Turandot II 51 y 52 o Reltaj 67 y 68 , que ganó este sprint en dos ocasiones o Epicur, el Dos Estrellas que dio brillo en varios grandes premios entorno a los 2.

Por el contrario en la línea lógica que proponía la carrera auparía al pedestal de los sprinter que lograron demostrar esta condición, bien repitiendo en más de una edición de esta carrera o venciendo en el premio, que sobre los mismos 1.

A la cabeza de estos especialistas contrastados cabe situar a Palermo, que logró ganar tres veces el Urquijo y dos Sweepy entre los años 52 a Después se aplicó un recargo moderado hasta y la carrera siguió manteniendo el gran nivel de ganadores.

Un cambio radical la convertiría a partir de en una prueba totalmente distinta para pasar a correrse sobre 1. Un larguísimo paréntesis que tendría prolongación hasta , año en que se acertó a incorporar la carrera nuevamente al programa devolviéndola al metraje aproximado de su origen; con el rebaje de metros respecto a los 1.

Después que Palermo el doblete Urquijo-Sweepy lo conseguirían Maypole Dancer 57 y 59 , Roque Nublo 58 y 60 , Quita 63 y 64 y en una ocasión Obagoy 55 , Ragazza 61 , Gribú 69 , Quy 70 o el mismísimo Reltaj 68 y Otras caballos compatibilizaron el triunfo en esta carrera con sobresalientes actuaciones previas en pruebas de dos años tales como el Martorell, el Critérium Internacional o el Gran Criterium, presumiblemente menos asociable por metraje.

Fueron los casos de Marfil 50 , Yeveltudor 73 o los citados Obagoy, Ragazza, Reltaj, Kokú o los Turandot, Roque Nublo, Gribú, estos tres antes conquistadores del Gran Criterium. Otros completaron con un Torre Arias previo, un doblete más ajustado a lógica por ese factor distancia apuntado: El Médano 66 y Lezo Serían únicamente dos los casos de ejemplares en que no obtuvieron en su vida de carreras ninguna otra carrera meritoria que sumar al Urquijo: Spoletta 62 y Les Gresillons Lo que también proporciona una lectura del nivel que tuvieron los ganadores de esta prueba, en apariencia poco llamativa por su dotación.

No desmereció en absoluto la categoría contrastada de los vencedores producidos en el período de a Rubric 76 que acaparó triunfos en el Torre Arias, Nouvel An o Andrés Covarrubias; Habitancum 78 Reina Cristina y dos Sweepy; Tormento 79 Antonio Blasco; Realeza 80 Torre Arias y Andrés Covarrubias o Colorines 81 Gobierno Vasco, Andrés Covarrubias y que con unas condiciones ya de hándicap, lo volvió a ganar en Sólo Aritz 77 no lograría sumar a ésta alguna otra victoria equiparable.

Con este historial acumulado por esta carrera hasta se hace difícil pensar cómo pudo haber quien volviera del revés sus condiciones. Pero así resultaría ser. Para el historial de la prueba se reseñan los ganadores en esos años: Cancún 85 , Lunar 86 , Chompa 87 , Emboscado 88 , Albero 89 y Festejante 91 que también lograrían victorias importantes.

Quizá la implantación de nuevas carreras en ese metraje tal como el San Isidro, pudo ser causa que animase a perpetrar tan reprobable decisión con una carrera que había demostrado con creces su perfecto encaje en el Calendario.

Lo que resta es historia reciente. Retomada la carrera en con las sinergias ya totalmente rotas que como se ha descrito, la habían situado como una carrera referente en las distintas preparaciones respecto a la planificación de la temporada para los distintos caballos, el volver a retomar ese hilo no podía ser tarea fácil.

Los ganadores actuales no están resistiendo en líneas genrales la comparación con los vencedores de hace cuatro décadas; aunque la mayoría sí consigue acumular un número notable de primeros puestos y ganancias.

Es el caso de Newby e Igollo de Camargo 17 ; sí los van teniendo más recientemente S. Grillo en el Asociación de Propietarios; Valiant Blue 14 , Nouvel An; Totxo 16 , dos veces el Rubán y Presidency 18 , imponiéndose en la anterior edición del Urquijo, que en la presente tiene fundadas opciones de reeditar.

Con ello van logrando alcanzar unos historiales con alguna otra victoria de parecido nivel; aunque a diferencia de tiempos pasados, se aprecia una especialización a la distancia que antes no se producía y que facilitaba que grandes caballos de otras distancias, que eran capaces de ganarlo todo, pusieran en el punto de mira esta carrera, ante la carencia de preparatorias más adecuadas dentro de los Programas de entonces.

Circunstancia que hoy está en buena medida corregida. Por ese mismo hecho los aspirantes que concurren al Urquijo son más especialistas en el sprint y dentro de esa especialidad las oportunidades de ganar carreras importantes son más reducidas.

Aunque nacido en Delincourt, en las proximidades de Chantilly y muy cerca de París, su nacionalidad es inglesa, la misma que la de sus padres André, inicialmente jockey pero el peso pronto le impide la continuidad y razón por la que prontamente abraza la profesión de entrenador.

A su madre Susane Carrat, es casi imposible que alguien la pueda superar en cuanto a presencia de ascendentes familiares tenidos en el turf inglés, que llegan a remontarse en línea ininterrumpida a sus tatarabuelos y se complementa con tíos bisabuelos, tíos abuelos en las profesiones de preparadores y jockeys.

Con estos antecedentes el destino del pequeño Claudio parece ya marcado, sin embargo sus habilidades como brillante estudiante hasta llegar a los 14 años, concluidos sus estudios de 4º de bachillerato de la época dejan a su decisión el camino futuro que el joven pueda tomar.

Y su decisión es… culminar el sueño que de siempre ha tenido: ser jockey. Para ello antes de acudir a la escuela ha madrugado para poder observar los galopes y todo lo concerniente a su manejo y forma de montarlos, asignatura en la pronto también se inicia.

Las dudas ha contribuido a disiparlas un torbellino que ha pasado ese año ante sus ojos y que de último a primero cruzando el poste, se ha impuesto en el derby francés. Su nombre es Auriban y él quiere emular sobre la silla lo que acaba de ver sobre el incorporable marco del hipódromo de Chantilly En tanto su padre ha estado todos estos años entrenando en esa misma pista un número respetable de pupilos.

La escuela familiar no ha podido ser más adecuada. Ahora le toca elegir el preparador con quien su hijo ha de instruirse en el oficio y éste, resultará ser uno de los notables de la profesión: John Cunnington, que además es el preparador de los caballos que Ramón Beamonte tiene en Francia. Entre ellos Arabian y Tamanar.

Tras un año en la preparación debuta cumplidos los 15 y poco después conseguirá la primera victoria con Touraine, una yegua propiedad de M.

Un aprendizaje que se prolonga hasta sus 19 años, momento en que ha alcanzado 20 victorias en todos los importantes hipódromos parisinos. Con esa edad tiene oportunidad de montar al Beamonte Arabian en una carrera teóricamente fácil y el resultado no es el esperado.

Cunnington, como otros muchos es un profesional severo. Claudio analiza la situación él da 49 kilos pero con su estatura no podrá mantenerlos mucho tiempo.

Las primeras montas de la preparación las tiene Deforge, que da 51 y está espléndidamente considerado. En esto un compañero de profesión, Bertiglia, le propone venir a España para correr el Gran Premio de Madrid de El vuelo se retrasa de tal modo que hace imposible el llegar a tiempo para montar.

Pero la idea de venir ha quedado en él presente y cuajará definitivamente al año siguiente y con la intervención de Vicente Díez, el preparador, vendrá para montar a su pupilo Abe de Fuego, propiedad de la cuadra Gandarias y completará una buena carrera, haciendo quinta en campo de 21, del que resulta vencedora Samarella.

Ya con 26 triunfos en Francia es de nuevo llamado por los responsables de Abe de Fuego para que la vuelva a montar en el Memorial y pese al poquísimo papel que se le otorgaba se impone en la carrera, dejando nuevamente por detrás a los Sultán el Yago o Capelán.

Esta circunstancia tiene como consecuencia directa el que Gandarias le proponga un contrato para montar en España en El jinete tras sopesar su situación en Francia y la proyección a medio plazo dentro de la cuadra de Cunnington, decida estampar su rúbrica suscribiendo el contrato que aquí se le está ofreciendo.

A partir de ese momento lo que sigue es la historia de nuestras carreras. Ese primer contrato le representa ganar por vez primera la estadística de jockey contando como victorias estelares las conseguidas en el Beamonte con Rita; el Gran Critérium Gran Tarajal y el Critérium Internacional Veragro para un total de 36 victorias.

En el primer año no le resulta fácil la vida en España. Se instala en una pensión, sin amigos y el desconocimiento del idioma tampoco le ayuda. Además tras las primeras victorias, tiene la impresión de que no se le está teniendo en cuenta.

Pero esa situación la superará rápidamente ya que repetirá esa posición de privilegio en la estadística durante los tres años siguientes, elevando en ellos el número de victorias a 53, 56 y Básicamente porque ha fichado para Beamonte las primeras montas; además de las segundas para Juan Luis Barreiro.

Conquista en esos años triunfos del calibre de dos Grandes Premios de Madrid con Wildsun y Nembutal 59 y 60 que ambos ejemplares van a doblar en el Villapadierna-Derby; dos Beamonte-Oaks gracias a Tracia y Folie 60 y 61 ; los dos Corpa de Wildsun y World 60 y 61 ; también dos Gran Critérium de Veragro y Anglo 59 y 61 ; el Nacional de Tracia 60 ; el Cimera junto con la Competición Francia-España de Nertal 61 , que un año antes ha conseguido Yorick 60 ; el Memorial de Folie 61 ; el Gran Premio de San Sebastián y el Villamejor de Vik 61 ; el CG Franco de Lassie 59 ; el Gladiateur de Angkor 61 y el Martorell de Nembutal Extensa relación indicativa de que su éxito es elocuentemente que no se ha hecho esperar y que su compromiso con las carreras españolas apunta a ser duradero.

En su primer año en San Sebastián Claudio conoce a la hija del preparador Juan Luis Barreiro. Por afinidades y edad, pues Mary Carmen tiene un año menos que el jockey, simpatizan y acuden a la playa.

Poco tiempo después la relación se formaliza hasta el punto de que tres años después contraerán matrimonio.

Al año siguiente nace su primera hija, Virginia y al siguiente, Beatriz. Posteriormente la familia aumentará con Mónica y Claudio.

En alcanza victorioso el poste en los Valderas, Beamonte y Villamejor Tokara ; Memorial y Gladiateur Nertal y el Gran Critérium Tacora No se podría considerar precisamente un mal año si salvásemos el hecho de que como la estadística de jinetes se obtiene por número de victorias; las 40 logradas le sitúan segundo en ese escalón clasificatorio y ya se puede avanzar que ello le impedirá haber enlazado hasta 8 estadísticas consecutivas.

El artífice de tal hecho es Román Martín, un enconado rival que le seguirá oponiendo una gran resistencia en el futuro.

Esto es así porque pese a que pierde el contrato para sus primeras montas con Beamonte, pasa a firmarlas para la, en esos momentos, pujante cuadra Esperanza-Dos Estrellas y eso le permite remontar la perdida durante el período y recuperar el cetro estadístico con triunfos en carreras tales como el Gran Premio de Madrid de Todo Azul 65 ; el Nacional de Fenicio II 64 y el de Damasco, que de seguido implementa con el Villapadierna-Derby 65 ; los Beamonte-Oaks de Koskha 63 y Gloria 64 ; el Valderas-Poule de Gloria 64 ; la Competición Francia-España 63 ; sendos Gladiateur de Bud 63 y 64 ; y el Critérium Internacional de Dublín Tras estos tres años de bonanza vendrán otros tres de interferencia a ese dominio; los comprendidos entre a que protagonizará su insigne rival, Román Martín.

Esto no es óbice para que un nutrido número de buenos premios y trofeos pasen a ocupar espacio en sus vitrinas, especialmente los conseguidos por el que quizá fue el más popular de los caballos que Claudio montó: con Maspalomas, del marqués de la Florida, ganaba Gran Critérium 66 , Cimera-Poule 67 , Gran Premio de San Sebastián 67 , Corpa 68 C.

Franco 68 y Gladiateur 67 y Con el también de Florida, Gran Canaria, Villapadierna-Derby 66 ; Golfo Nacional 68 y Eureka Valderas-Poule 66 de la que precisamente es preparador su padre, André Carudel que ha venido de Turquía.

El año 69 le es favorable en esa pugna que mantiene con el toledano. Influye en ello el contrato que firma con Villapadierna; aunque las victorias en grandes premios no serán especialmente numerosas: Katimba, Donagua y Prima Donna, que se anotan Beamonte-Oaks, CG Franco y Gran Critérium.

Los ímpetus de Román le llevan de nuevo a lo más alto en el 70 y 71, en detrimento de Claudio, que pese a que recientemente ha firmado con una cuadra más que prometedora, la Rosales de la familia Blasco, tiene en esos principios que conformarse con bajar una plaza en el escalafón.

Con Donagua añade a su historial la Copa de Oro 70 , el Corpa 70 y repite nuevamente en el CG Franco 70 ; con Scándalo vence en el Gran Critérium 71 victorias que representan sus últimas importantes para Villapadierna.

Ejemplares de la cuadra Ondar-Etxe también contribuyen a engrosar su capítulo de premios: Geisha el Gran Criterium 70 y Sotogrande el Gladiateur Con Travertine, la pupila de la cuadra Rosales se impone nada menos que en el Gran Premio de Madrid 71 y Derby-Villapadierna 71 y con esa misma chaquetilla lo hace sobre Jazmín IV el Valderas 71 ; Sansón en el Villamejor 70 y Yeveltudor en el Critérium Internacional En el 72 Carudel vuelve a la cúspide con una cosecha notable para ser lograda en un sólo año.

Principalmente porque con My Mourne logra imponerse en el Gran Premio de Madrid y otros protagonistas en la cuadra añaden otras aportaciones: Narraly Villapadierna Derby y Villamejor ; Koskhero Naciona l; Old and Wise Corpa y Takala Critérium Internacional.

El peso de todos estos nombres se antoja imponente. Tanto como la cifra de victorias acumulada de 61, que son las más altas logradas por un jinete desde que en se lleva corriendo en La Zarzuela.

Sin embargo con estos mismos mimbres o incluso mejores, pero como su estadística es por número de victorias, queda relegado a la segunda plaza en los siguientes 73 y Pese a la importancia de los triunfos alcanzados, entre los que destaca sobremanera los que obtienen en el Gran Premio de Madrid, primero Takala 74 y después Chacal 75 añade todos en ese mismo año Villapadierna-Derby, Copa de Oro, Villamejor y Memorial y antes de todo esto el Gran Criterium Con Pentágona hace suyos los clásicos Valderas-Poule 73 y Beamonte-Oaks 73 ; Permor se une a la fiesta con Corpa 73 y Gladiateur 73 y con Agresiva no deja escapar el Beamonte-Oaks En todos ellos flameando en exclusiva la chaquetilla de Rosales.

Nautilus de cuadra Castellana representa la nota de color distinto para el jinete cuando resulta vencedor del Gran Critérium Es fácil suponer que Claudio no habría cambiado todos estos triunfos por la contrapartida de vencer en esas estadísticas; aunque el número de las conseguidas en alcanza las 63; dos por encima de las que le sirvieron para ganar en el año anterior.

En ese vaivén que vino marcando toda una época en que la mayoría de aficionados se auto identificaban como carudelistas o romanistas, en salió cara para el adorado por los primeros.

Chacal continuó su triunfal racha en todo lo que corrió en ese año: incluido el Gran Premio de Madrid en esta edición, con 4 años, sí , Copa de Oro y Corpa.

Soberbiamente secundado por Dual Sea que obtenía la triple corona representada por Cimera-Poule; Villapadierna-Derby y Villamejor. Nikiñaka ponía la guinda que por edad éstos no podían añadir, imponiéndose en el Gran Critérium. Todos defensores de la Rosales. Claudio elevaba su personal tope de victorias anuales a 61, que le servían para acaparar los máximos reconocimientos en las magnas citas con las estadísticas, en donde hay que pelear por el más modesto hándicap.

Con el tobogán estadístico en vertiginosa espiral de funcionamiento, en el 76 la enumeración de jornadas brillantes; mengua simplemente a dos: Clamor en día del Gran Premio de San Sebastián y Nikiñaka coincidiendo con el Critérium Internacional; ambas en Lasarte.

No podía hacer concebir esperanzas sobre la suerte en el ranking para ese año. Pese a ello las 54 logradas le conceden la segunda plaza tras su sempiterno rival.

Los dos siguientes años ofrecen claro testimonio de que lo del año anterior no fue más que un bache pasajero y así se encargan de venir a demostrarlo los hechos en los años 77 y Barilone será el máximo abanderado en los días felices de ese bienio.

Primero apuntando maneras de futura promesa cuando Carudel le conduce a la victoria en el Critérium Internacional 77 y posteriormente en el Gran Critérium 77 y después cuando como clásico le conduce al triunfo en el Cimera-Poule 78 y el Villapadierna-Derby 78 ; Rather le suma la Poule femenina del Valderas 77 ; Clamor el Corpa 77 ; Petisar el Benítez de Lugo 77 y Tucumán el Critérium Internacional 78 completando esta nómina rosalista que tuvo como estrella invitada a Navalkar y su Gladiateur El número de victorias alcanzadas en esos dos años por Claudio serán las máximas alcanzadas en el marco de La Zarzuela hasta esa fecha: 73 y 84 y en concreto la última, no ha sido hasta la fecha superada.

Por lo vislumbrado tanto en el anterior año como en los siguientes, nada hace pensar que este año de vaya a marcar una nueva alternancia en la suerte que viene distinguiendo entre uno y otro de los únicos contendientes con aspiraciones a ganarla.

Tucumán confirma lo puesto de manifiesto a 2 años y así, formando tándem con Claudio, triunfa en Cimera-Poule Nacional, Villapadierna-Derby y Copa de Oro. Aportan a ello otras victorias señaladas Sacara Beamonte-Oaks y Benítez de Lugo y Coloso el Corpa.

Pero las 69 carreras totales ganadas no serán suficientes para doblegar al toledano rompiéndose con ello la posibilidad de haber enfilado hasta nueve triunfales perlas consecutivamente representando otras tantas estadísticas de jinetes.

Los seis años que van de al 85 representaron para Claudio el período de menores sobresaltos entre los 30 que ha estado corriendo en España. La apisonadora rosalista contribuyó en gran medida a ello.

Al ser el ciclo de años muy amplio, la nómina desde una perspectiva histórica resulta apabullante: Number One Nacional 80 , Villapadierna-Derby 80 , Gladiateur 81 ; Helina Valderas-Poule 80 y Beamonte-Oaks 80 ; Feeling Gran Criterium 80 y Nacional 81 ; Huaralino Memorial 80 ; Sacara Benítez de Lugo 81 ;.

Leyla Gran Criterium 81 , Beamonte-Oaks 82 , Blasco 83 , Benítez de Lugo 83 y CG Franco 84 ; Rivellora A. Blasco 81 ; Brezo Gran Premio de Madrid 83 , Villapadierna-Derby 82 , Corpa 83 , Balada Gran Premio de San Sebastián 82 y 83 ¸ Richal Gran Premio de Madrid 84 y 85 y Corpa 84 ; El Alcázar Nacional 84 y Bala Gladiateur Para otras cuadras distintas a la Rosales Claudio llevó a cruzar primeros la línea de meta a: Carnaval Villamejor 81 ; Manola Gran Critérium 82 ; Mameluco Nacional 83 y Bariloche Gobierno Vasco 84 e Hispanidad Hasta seis estadísticas empalmó en esa racha que hasta la fecha no ha tenido parangón en la historia de nuestras carreras.

Carudel que en alguna ocasión declaró que la edad óptima de un jockey estaba entre los 20 y 35 años participaría como jinete durante dos temporadas más. La que van de al Sus 56 victorias lo convierten en el tercer piloto con más triunfos en la «máxima categoría», detrás de Lewis Hamilton y Michael Schumacher.

Contenidos mover a la barra lateral ocultar. Anexo Discusión. Leer Editar Ver historial. Herramientas Herramientas.

Lo que enlaza aquí Cambios en enlazadas Subir archivo Páginas especiales Enlace permanente Información de la página Citar esta página Obtener URL acortado Descargar código QR Elemento de Wikidata.

Crear un libro Descargar como PDF Versión para imprimir. Max Verstappen en Red Bull RB18 manejado por Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña de Las temporadas señaladas con un fondo amarillo indica que Verstappen se coronó campeón.

º Carrera Fecha Temporada Gran Premio Circuito Constructor Motor Grilla Tiempo 1 24 15 de mayo España Barcelona Red Bull TAG Heuer 4 º Aniversario Silverstone 4 Véase también [ editar ] Red Bull Temporada de Fórmula 1 Temporada de Fórmula 1 Temporada de Fórmula 1 Portal:Fórmula 1.

Hombres que han conseguido grandes gestas y han dado lustre a la competición de motor más conocida y más vanguardista en todo el planeta. Momentos y triunfos que han perdurado a través de los años y en la memoria de los aficionados.

Leer más Vive la Fórmula 1 con DAZN. En un mundo donde todo sucede muy deprisa y las diferencias entre competidores son tan pequeñas, conseguir victorias es todo un reto y sumar varias en una sola temporada una misión casi imposible.

Descubre en DAZN quién es el piloto con más victorias en Grandes Premios en una sola temporada de Fórmula 1. Getty Images. El récord de más victorias en una sola temporada de Fórmula tiene un solo dueño y es el holandés Max Verstappen. El de Red Bull ha cosechado 19 triunfos en el año

Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán

¿Cuál es el récord de victorias en Grandes Premios en una temporada de Fórmula 1?

Grandes premios triunfos - Victorias. Verstappen en el GP de España de , su primera victoria en la F1. Red Bull RB18 manejado por Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña de Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán

Max Verstappen, a una victoria de ser el tercer piloto con más triunfos en F1. Max buscará otra victoria AP. Con un victoria en el Gran Premio de Las Vegas el neerlandés igualaría el récord de Sebastián Vettel.

Comparte en:. PILOTOS CON MÁS TRIUNFOS EN LA F1 1. Lewis Hamilton victorias carreras Sebastian Vettel 53 victorias carreras Max Verstappen 52 victorias carreras Alain Prost 51 victorias carreras Notas Relacionadas.

Horner, satisfecho con desempeño de Checo Pérez en Brasil: "Fue el que conocemos". Helmut Marko alaba batalla entre Checo Pérez y Fernando Alonso: 'Fue fascinante'. Manteniendo algunas de las citadas en las instalaciones del Haras citado.

Para ellas, aparte de sus sementales propios de cada momento, utilizará para cubrirlas a estabulados en Francia de la relevancia de Vieux Manoir, Whirlaway, Wild Riks, Sunny Boy o Nearula entre otros, que le proporcionaron excelentes ejemplares para defender sus colores con la brillantez que pusieron de manifiesto.

Su primera victoria en Francia se produce en y al siguiente año Arabian conquista todo un Saint-Leger para su cuadra. Éxito que dos años después supera con Tamanar venciendo en el premio Jockey Club, también reconocido como Derby Francés, despertando con esta impresionante irrupción que representaban estos dos clásicos obtenidos de manera casi consecutiva en territorio galo, una gran atención y curiosidad hacia sí, que también acrecentaba el hecho de su condición de propietario español y superaba el listón de lo conseguido antes en el extranjero por el conde de la Cimera o el marqués de San Miguel.

El enorme salto de calidad que Arabian había dado para la cuadra en Francia, se ve contagiosamente secundado en las carreras españolas durante con la llegada a la edad clásica de los nacimientos del Con CAPELÁN obteniendo el Gran Premio de Madrid y en el G.

de los 3 años, GYN conquistando el Nacional; CANELA haciendo lo propio en el Beamonte-Oaks. Los viejos también se suman a la fiesta con WHIRLY imponiéndose en el G. de San Sebastián; ROCKY venciendo en el Corpa y PUSIYA capturando el CG Franco.

Estos 8 triunfos en carreras de primer nivel permiten a los blanquiverdes liderar la estadística de propietarios con muy amplio margen, reditando así la primera conseguida el año anterior y afianzando un dominio que se prolongará de forma consecutiva hasta , enlazando con ello ocho estadísticas sucesivas.

No serán tan destacados sus resultados en el 57 pero los triunfos de su precoz KYMRIS venciendo en el Critérium Internacional y en el Gran Critérium y de los veteranos CAPELÁN en la Competición Francia-España y WHIRLY y su hermana, la clásica MENARA en el Villamejor, con las colaboraciones necesarias de Perelli 2 y C.

Díez 2 y A. Díez 1 en esos 5 triunfos, sitúan nuevamente a su cuadra en la cúspide de los propietarios y su entrenador por segunda vez, en la cima de la suya. Hasta mediada la temporada de todos los triunfos serán teniendo a Federico García como entrenador y con él la mayoría de las 21 montas victoriosas en grandes premios irán de la mano de José Perelli 11 ; aunque también Carlos Díez 6 aportará triunfos para la cuadra y así se reparten durante la primavera de ese año sendas montas victoriosas con DYUR en el Cimera y MANSOUR en el Nacional.

Pero un caso de positivo imputado al preparador le hace a Beamonte tomar la decisión de poner su cuadra en manos de Jesús Méndez y con esté preparador, que coincide en ser el mismo que tiene Villapadierna, permanecerán ya sus caballos durante toda su trayectoria futura.

Méndez completa este año en el que gana su primera estadística venciendo con EDNA en el Villamejor con la monta de Antonio Balcones en tanto que DYUR ahora con su nuevo entrenador amplía su historial conquistando con monta Perelli el Duque de Toledo.

Inicia Méndez en el 59 la nueva etapa salvándola gracias al que según el decir de algunas voces autorizadas, fue el mejor caballo que tuvo la cuadra en España y que identifican con un WILDSUN que saldrá triunfante del Derby y del Gran Premio de Madrid formando tándem con el recién llegado jinete francés Claude Carudel, que logrará ya en este año su primera estadística y además conduce también a un prometedor NEMBUTAL que gana el Martorell y que representará la esperanza de la cuadra para el año próximo.

Completando DYUR la no muy nutrida cifra de victorias en carreras sobresalientes al sumar otro Duque de Toledo al que nuevamente vuelve a montar Perelli. Pero la cosecha de numerosos triunfos retorna en la campaña de logrando alcanzar los 7. Todos conseguidos por Carudel, el jockey emergente del momento.

Los clásicos vuelven a funcionar perfectamente. TOKARA no deja casi nada a las de su género, llevándose Valderas y Beamonte-Oaks; NEMBUTAL hace lo propio entre los machos anotándose Derby y después el Gran Premio de Madrid y la Competición Francia-España; RAIWA riza el rizo de lo conseguido por los de la generación que visten esta chaquetilla siendo primera del Villamejor.

WILDSUN se mantiene sumando un año más, en esta ocasión anotando el Corpa. Las tres estadísticas en litigio caen en manos de los integrantes del equipo. No menos brillante resulta la campaña del FOLIE iguala lo conseguido el año anterior por Tokara, venciendo en el Valderas y Beamonte-Oaks y lo mejora obteniendo el Duque de Toledo.

VIK se destapa como clásico anotándose el Gran Premio de San Sebastián y seguidamente el Villamejor y NERTAL se hace con el Cimera. Entre los mayores de la cuadra, WORLD gana la edición del Corpa de ese año y todos esos laureles son acaparados nuevamente con Carudel situado sobre sus sillas y las estadísticas repiten los mismos tres protagonistas victoriosos del año anterior.

Para Beamonte vuelve a tener una clásica de guardia que responde al nombre de TOKARA que con Carudel se adjudica los Valderas y Beamonte-Oaks de rigor y engasta en ese anillo como tercera perla el Villamejor. Un nuevo defensor blanquiverde que atiende por ATURUXO irrumpirá con fuerza en el escenario clásico dejando su impronta victoriosa reflejada en el Cimera y Nacional.

La novedad radica en que a sus lomos cabalga un joven jinete español, de nombre Román Martín, que también monta sobre ANGKOR en el Corpa y que además sobrepasará victorioso con NERTAL, la meta del Gran Premio de Madrid para después, volviendo a manos de Carudel, ganar la Competición Francia-España y de seguido, ampliar con el Memorial Duque de Toledo.

Con ese broche a la temporada Beamonte establecerá su personal récord ganando hasta nueve carreras importantes en un mismo año.

En cambio para para Claudio esta victoria coincidirá con su último triunfo grande para esta chaquetilla, de una serie que resultará insuperada y dejará establecida para siempre en Por contra verá arrebatada la estadística a manos de Román, el rival con el que ese año ha compartido las montas de la cuadra y al que Beamonte prefiere fichar en detrimento de Carudel porque Román puede montar a 48 kilos en lugar de los 52 a lo que lo hace regularmente Claudio.

Los otros dos entorchados anuales en juego coronan las mismas cabezas que en el año anterior, que por octava vez consecutiva descansará sobre la de su propietario, Ramón Beamonte. Tras el mejor año vivido por la cuadra, en Beamonte toma la decisión de cambiar el nombre de su cuadra y adopta el de Yeguada Ipintza, medida tomada tras el cercano fallecimiento de su madre, pues en esta circunstancia no le parece adecuado seguir participando con toda normalidad y bajo su nombre en lo que, como son las carreras, constituye una celebración.

En cualquier caso el empuje arrollador mostrado hasta ese momento decrece visiblemente. Lo que le significará caer por exigua diferencia a la segunda posición de la estadística; superado por la pujante cuadra Dos Estrellas y ello pese a que el año no había comenzado mal. Con ATURUXO imponiéndose en el Nacional y NERTAL venciendo primero en el C.

Franco y preparando el camino del triunfo que por segunda vez alcanzará en el Gran Premio de Madrid y con ésta, ahora a los 5 años, la sexta victoria importante de su vida; la más alta alcanzada nunca por cualquier otro caballo que portase aquellos colores que seguían siendo los tradicionales verdiblancos.

Sin ninguna victoria especialmente relevante transcurre la temporada del 64 donde pese a ello, sólo pierde una posición en la estadística al descender hasta la tercera plaza. Más drástica será la caída en el 65 donde recala en la decimotercera, que por tercer año consecutivo aparece liderada por la cuadra Dos Estrellas.

Recupera posiciones en la del 66 escalando hasta el tercer puesto, pero su cifra de grandes premios se ha quedado estancada en las 53 desde la victoria conseguida por Nertal en el Gran Premio de FERIAL vendrá a romper la prolongada mala racha que han estado sufriendo los corredores de su cuadra.

Para ello superará en una cerradísima llegada y en condiciones muy favorables de peso a los líderes de la generación, La Scandalossa y Maspalomas con ocasión de la disputa en del Villamejor. Con ese nuevo triunfo largamente esperado, Beamonte será la primera vez que logre ganar hasta seis veces una misma carrera importante, tope que igualará posteriormente en otras varias pruebas, que con esa sola carrera destacada le reportará el verse aupado hasta la segunda plaza entre los propietarios.

La generación que cumple los 3 años en propiciará un renacimiento de la cuadra que encarnarán WILTI, ganando para ella su sexto Nacional y ADAR II, que también sitúa en seis los triunfos conseguidos en el Cimera y que acompaña con otra destacada victoria imponiéndose en el Gran Premio de San Sebastián y que favorecen el que Beamonte repita en el segundo escalafón de propietarios, en el que como los dos años anteriores exhibe jerarquía Villapadierna.

A la recuperación lograda contribuirán nuevamente sus fieles Jesús Méndez y Román Martín, aportación que les sirve para inclinar a su favor la suerte de sus respectivas estadísticas anuales.

La recuperación apuntada tiene victoriosa culminación en la siguiente temporada del 69, donde con la específica contribución de ARAY ganando primero el Gran Premio de Madrid, la prueba de mayor peso económico de nuestro calendario, que conquista por sexta vez para sus colores y que el caballo después consolida en el Memorial Duque de Toledo y que a Ramón Beamonte le sirven para obtener la novena estadística de su fecunda trayectoria en la historia de nuestras carreras.

ARAY volverá a ganar el Memorial Duque de Toledo al año siguiente doblando victoria en ella como lo antes lo hiciera Dyur, los únicos dos casos en lograrlo hasta entonces en el historial de la prueba. Contribuciones que llevan a Beamonte a conseguir igualar el listón con una quinta prueba entre las más notables ganada por sexta ocasión.

Aunque no resulte suficiente más que para situarlo en mejor puesto que el cuarto en el ranking de De ahí hasta en que lo hace el veterano WILTI en el C.

Franco, no se amplía su relación de éxitos. Más prolongado será el intervalo hasta que se produzca el siguiente, cuando participando como Ramón Beamonte, lo que viene haciendo desde , tendrá lugar cuatro años después en esa misma carrera cuando TAKIR, al que, cómo no, sigue preparando para la cuadra Jesús Méndez, conducido por Román, ponen juntos epílogo a un capítulo triunfal que ha le representado a su propietario conseguir 62 grandes pruebas españolas durante un periodo de 26 años que concluirán en este coincidiendo con la sexta prueba en que consigue integrarse en su palmarés por reiterada sexta vez.

Circunstancia que puede resultar demostrativa de que no tuvo preferencias por ganar ningún premio en especial de los de su época y que quizá por ello logró ganarlos todos en alguna ocasión.

Su última victoria la obtiene el 17 de julio de en el premio Munibe con el 2 años QUILT montado por Mariano Hernández y en la preparación de Méndez. Sus colores saldrán por última vez a la pista en una carrera el 20 de noviembre de ese mismo año cuando Therlia corre el Juan García Cruz, una prueba de gentleman en la que le monta Enrique José Romera.

El fallecimiento de quien durante 27 años tan ingente aportación hiciera en pro del desarrollo del turf español, se produce el 24 de mayo del siguiente año.

A su faceta de propietario une la tan igualmente meritoria de criador, pues si 62 fueron las carreras importantes ganadas como propietario, 42 las consiguieron 20 caballos considerados ejemplares procedentes de su cría nacional procedente de Yeguada Ipintza.

Las 8 victorias que estos le proporcionaron sitúan en 50 sobre las 62, un 80 por ciento de sus cuantiosos triunfos totales fue producto de su dedicación y recursos puestos al servicio de la cría nacional.

Mirando su aportación desde la perspectiva de criador, Beamonte tuvo el gran mérito añadido de contribuir con grandes éxitos al desarrollo de la cría nacional que ya han sido, por evidentes, sobradamente reconocidos en su faceta como propietario.

Tras su desaparición parte apreciable de sus efectivos serían adquiridos por la cuadra Asturias donde continuaron dando testimonio en el tiempo del importante legado que su proyecto representó. Texto de Francisco Salas que complementa la exposición preparada desde la Biblioteca Miguel Ángel Ribera y que se ofrece en el Museo Torroja, con ocasión del día de la celebración del Premio BEAMONTE.

El premio VALDERAS es la primera de las carreras clásicas que tradicionalmente se celebra cada año y donde se dilucida a qué potra de 3 años, por el hecho de ganarla, le corresponde el merecido honor de ser considera la mejor sobre la milla de entre todas las nacidas dentro de su generación.

Lo que para sus responsables, además de las consecuencias honoríficas y económicas que reporta esa victoria, éstas quedarán superadas por el cache que la vencedora inmediatamente va a merecer cuando, completada su vida de competición banco de pruebas por antonomasia para demostrar méritos suficientes para abrirse paso hacia la crianza.

Pues la competición representa el proceso selectivo que hace recomendable, o no, el paso a la finalidad última que constituye la reproducción. Esta carrera se viene disputando con el actual nombre desde Antes fue conocida como Prueba de Productos Nacionales; condición que mantuvo hasta por estar reservada a las potras nacidas y criadas en España.

Restricción que sería levanta a partir de para ser abierta en lo sucesivo a ejemplares que compiten a igualdad de peso.

El III Marqués de VALDERAS, José María Sanchiz y Quesada XIV marqués del Vasto; V conde de Piedrabuena; XI de Villaminaya; Barón de Borriel; maestrante de Sevilla; clavero de la Orden de Montesa y con un lema que flamea sobre su escudo nobiliario: la esperanza es mi fuerza , es la persona que por su destacada y prolongada contribución en favor de las carreras, viene recibiendo el reconocimiento singular que significa venir dando nombre a tan importante y selectiva carrera desde Un hecho no muy conocido es la existencia en la localidad madrileña de Alcorcón de lo que podría considerarse un hipódromo, si por tal entendemos que en aquellas instalaciones se albergaron, entrenaron y también compitieron caballerías de todo pelo p ertenecientes a las gentes del lugar, porque las dimensiones perimetrales de su pista oval, según las versiones, entre metros y así lo quiso el propietario de aquellas instalaciones, el marqués de VALDERAS así lo quiso.

El término de su emplazamiento concreto era conocido como Valdecorvos y allí tuvieron su cuadra los caballos de Valderas y partieron caminando cuando tenían que desplazarse para correr en La Castellana.

Francisco Rodríguez fue inicialmente su entrenador y varios de los mozos que con él allí trabajaron, lo harían después en el hipódromo de la Zarzuela. Dadas sus dimensiones, también fue utilizado como centro de crianza donde, entre otros muchos, nacieron la ganadora del Nacional Algi, y la segunda en ese mismo año Adelvi, entre otros de los productos nacionales que Valderas crío en su primera etapa.

En ese capítulo de criador, Valderas se distinguió por mantener un plantel de yeguas superior a la mayoría de criadores y con posterioridad a Valdecorvos tuvo como centro de crianza el de Munibe, en Marquina, donde la contienda de diezmó de raíz aquel proyecto y casi la totalidad de sus efectivos, incluido Játiva, el ganador del Gran Premio de Madrid que allí ejercía como semental.

La instalación lindaba con los castillos o palacios allí construidos en por encargo de Valderas al arquitecto Luis Sainz de los Terreros a fin de acoger a su familia cercana al regimiento donde en Cuatro Vientos estaba destinado.

Edificaciones que hoy además de estar en trámite de ser declarados Bien de Interés Cultural sirven como escenario de visitas teatralizadas. En zona próxima a los terrenos en que en su día constituyó esa finca se alza actualmente la que se conoce como Colonia de San José de Valderas.

La relación que Valderas tuvo con la población de Alcorcón cabe considerarse como de una empatía de recíproca correspondencia, pues además de crear puestos de trabajo, sufragó los gastos de llevanza del tendido eléctrico, construyó escuelas, cedió los terrenos para la conducción de aguas y entre otros gestos, su esposa, Isabel de Arróspide y Álvarez tenía por costumbre regalar a las parejas del pueblo que contraían matrimonio, un armario de alcoba.

En correspondencia, el consistorio nombraría a Valderas hijo adoptivo y alcalde honorario perpetuo. Aquel castillo fue visitado de manera regular por el rey Alfonso XII, Miguel Primo de Rivera y otros nobles que se reunían para participar en cacerías por los términos cercanos.

También por una relación de vecindad los marqueses mantuvieron amistad con Eugenia de Montijo, emperatriz francesa en razón a su casamiento con Napoleón III, que pasaba muchos períodos viviendo en la cercana Quinta de Carabanchel.

La primera vez que consta inscrito un caballo de Valderas en una carrera es el 9 de noviembre de Se trata de un ejemplar cruzado, de nombre GAGA. Aunque su chaquetilla no es todavía la tradicional, totalmente encarnada que siempre hemos pensado que había portado desde sus comienzos; pues rompe con tal creencia verificar la existencia de unas mangas verdes que mantendrá en su indumentaria oficial hasta iniciado el año Hasta la aparición regular de la Guía de Carreras en no existe modo de identificar a su primer ganador, con un nombre anterior al de ARA, que el 29 de agosto de ese año vence en el premio Ajax; aunque es más que probable que algún triunfo anterior consiguiese en esos cinco años previos desde que debutaron sus colores.

Inicialmente los caballos con que participa en el brillante periodo de a 18 serán procedentes de la importación. La trayectoria de Valderas en el hipódromo iniciada en esas fechas abarca un total de 40 años y por hacer una síntesis desde la perspectiva que brindan las estadísticas de propietarios, que cabe adelantar que no será justa, si simplemente se considerasen las posiciones que ocupó en la estadísticas de propietarios: un 3er puesto el año en que Játiva gana el Gran Premio de Madrid y dos relevantes terceros en y 18 ante toda la élite europea corriendo en San Sebastián.

Octavo en y 10º en Porque la potencialidad de sus recursos desde esa lectura estadística quedó tal vez dividida por el entusiasmo que por las carreras demostró su hijo, José Ignacio Sanchiz y Arróspide, nacido en y que animó al progenitor a fraccionar la cuadra en favor de su hijo desde que éste fuera muy joven.

Ignacio participaría como Conde de Lacasta con una chaquetilla casi idéntica a la de su padre, salvando la gorra, que era de color blanco.

Sobre la cuadra de Valderas pesó además el infortunio de que cuando mayor estaba siendo su contribución a la cría, superando en número de efectivos a Cimera y con Játiva ya incorporado como semental a su centro de Munibe, en Marquina, sobrevino la Guerra Civil y todo su plantel resultó casi completamente diezmado.

Tal dispersión culminaría en los años y 36 cuando sus caballos corrieron como Yeguada Marquina. De un período tan amplio, lógicamente varios fueron los nombres que destacaron en sus inicios: las ya referidas Adelvi y Alji, Tally-Ho, Kona, Ara, Príncipe Casto, Batley, Gloriot, Louvre y Leman y con posterioridad: los Acorde, Vigne Vierge, Titania, Cydorna, Scandirnak, Vipau.

Goud… y ya especialmente PREZESMYL, vencedora del Criterium Final y del Gran Premio de Santander , en el que tras antológica carrera, que fue la última en que participo, bate al legendario Nouvel An. No menos meritorio es su segundo puesto en el Gran Premio de Madrid donde dando 1 kilo y los 2 de sexo a Nouvel An, éste lea bate por cuerpo y medio.

Once fueron las victorias que alcanzó entre las 3 temporadas de 2 a 4 años en que participó. GRIFFIN conquistaría el Martorell y el Criterium Nacional y por encima de todos JÁTIVA, el ganador del Gran Premio de Madrid En VALDERAS tuvo el acierto de enviar a Francia a su reproductora La Chinita para ser cubierta por Rabelais.

La feliz consecuencia del cruzamiento respondía al nombre JÁTIVA y quiso la genética que junto a las cualidades galopadoras de su padre, heredase también la mala cabeza que éste tenía y transmitía en buenas dosis a sus descendientes.

Previamente a venir a España había corrido y ganado en Francia frente a buenos caballos. Con 3 años se presentó a correr el Gran Premio de Barcelona, que ganó fácilmente precediendo a Brisemeont, el mejor caballo local del momento.

La siguiente es el Villamejor en Madrid y allí con la carrera ganada, muestra el repertorio de todas sus manías, se despista en el recorrido; deja de emplearse y termina literalmente parado, razones por las que el Cimera Frascati, que no era cualquier cosa, termina batiéndolo por un cuello.

Tras un contacto victorioso previo con la pista de La Castellana, será el Gran Premio de Madrid de su siguiente compromiso, enfrentándose, por ser un 3 años, en unas condiciones de peso favorables respecto a la prodigiosa Atlántida, entonces con 4 años, sobre la que recae el favoritismo, no en vano secundada en la prueba por otros dos Cimera: Frascati y Montecasino, no obstante y pese a los teóricos ayudantes, el tren impuesto es lento.

JÁTIVA galopa cerca de los punteros, mientras que Atlántida lo hace, según costumbre, a cola. Sin embargo a la salida a recta ambos rivales ya se han situado en cabeza llegando la yegua a sobrepasar al macho. Emparejados luchan durante toda la recta y cuando Perelli comienza a utilizar el látigo sobre JÁTIVA, la consecuencia es que aminora el impulso de su galope.

La reacción de Perelli entonces es tirar bruscamente el látigo y emplearse a fondo braceando sobre su montura y es entonces cuando JÁTIVA despega repentinamente y se marcha claramente de Atlántida haciendo lo impensable, ganarle un final a la torda.

Es la tarde de lo insólito. Las proverbiales maneras exquisitas de Cimera que está presenciando la carrera junto al seto al ver in extremis la suerte de los acontecimientos, saltan por los aires, como salta su chistera, que se quita y estampa contra el suelo, para de inmediato, recomponerse del ofuscamiento y acudir a felicitar a su rival, VALDERAS, que apenas unas carreras antes había visto morir en la pista a su dos años Víperus.

CIMERA en ese momento no puede saber que Atlántida va a ganar las dos ediciones siguientes del Gran Premio y que con los tres anteriormente obtenidos por Colindres, lo que esa tarde verdaderamente se ha esfumado ha sido la oportunidad de alcanzar el excepcional récord de ganar seis Grandes Premios de Madrid de forma consecutiva.

En un periplo tan prolongado como fue el suyo contó con diversos preparadores que en justicia deben mencionarse, como fueron Juan Cruz Masa y especialmente Valero Pueyo por ser el responsable de JÁTIVA.

Tras su fallecimiento su hijo el marqués de Lacasta continúo participando con sus propios colores y fueron para él buenos ganadores: Trébol, que superó las 20 victorias; Vilabella; Fuenflorida y sobre todo la importada Amarah, madre de la buena ganadora Asarah.

Texto de Francisco Salas que complementa la exposición preparada desde la Biblioteca Miguel Ángel Ribera y que se ofreci en el Museo Torroja, con ocasión del día de la celebración del Premio VALDERAS.

Valentín, Mariano de la Visitación, Juan Bautista, Ramón, Modesto, Menéndez y San Juan, V Conde de la Cimera, nació en el distrito madrileño de Buenavista el 2 de julio de En obtiene, proveniente de su tío, el título por el que siempre le hemos conocido y nombrado.

Entre los diversos cargos y responsabilidades que detentó a lo largo de sus 70 años de vida, estuvo el ser miembro fundador en noviembre de del Comité Olímpico Español.

Adscrito políticamente al partido liberal-conservador, entre y desempeña el cargo de senador en las Cortes de la Restauración por la provincia de Huelva. Fue presidente del Patronato Nacional de Turismo desde el 4 de julio de hasta la proclamación de la Segunda República , un año después.

También fue mayordomo de Alfonso XIII, caballero de la orden de Calatrava y maestrante de la de Zaragoza. Su cuadra sale por primera vez a la pista en y gana su primera carrera importante en , venciendo en el Nacional precisamente con Madras II, el caballo de su debut. En con el importado Orphin también obtiene destacadas victorias.

Los colores marrón con lunares y gorra blanca no los utilizará hasta la temporada de primavera de Sin embargo su leyenda empieza a escribirse, si atendemos a lo relatado en el libro de Jaime Fuentecilla, cuando un indeterminado día de verano de Jean Stern, importante propietario francés participante en las carreras celebradas en el hipódromo construido dos años antes en Lasarte, que han promovido el rey Alfonso XIII y George Marquet como alternativa a la suspensión de las carreras en Francia motivada por la primera Guerra Mundial.

Este súbdito francés, que suma a su afición por las carreras otra de carácter más indomable por los juegos de casino, se dispone a salir del de San Sebastián tras una sesión de ruleta de negra y aciaga suerte, que tardará varios años en llegar a imaginarse en sus total repercusión y en lo prolongada que resultará.

Vendrá a coincidir en la entrada de ese establecimiento con Cimera, que tenía ese recinto, más como un lugar de encuentro social donde poder conversar con sus múltiples amistades.

En ese casual encuentro Stern le plantea, en una oferta que en ese escenario es fácil de adivinar cargada de sobrevenidas urgencias, venderle un lote de caballos, en número no inferior a seis ejemplares.

En Conde le pide un margen de tiempo para consultar la compra con su amigo el marqués de Martorell. La operación se cerrará de manera fulminante.

La cifra pagada que trasciende es de Nouvel An, que recién debutado viene de ganar cómodamente con tres años en San Sebastián de 3 cuerpos para Stern, corre 5 días después para sus nuevos propietarios, no logrando vencer en ésta ni en la siguiente. Si lo hará a la tercera para sus nuevos colores, iniciando una impresionante cadena de éxitos que le llevará a contabilizar 26 triunfos en España y el mérito de ser el caballo que por primera vez alcanza los tres triunfos en el emblemático Gran Premio de Madrid.

Su campaña de 6 años la completa en Francia donde suma otras 3 victorias, entre ellas el importante Prix Kergolay, además de ser tercero en el Gran Prix de Deauville. Merece los honores de ser incorporado como semental al haras en Francia, aunque su papel no tendrá la brillantez que sus resultados alcanzados en la competición.

En consecuencia a su palmarés quedará reconocido como un caballo de leyenda para nuestras carreras, que con la dificultad que existe para comparar caballos de distintas épocas, está entre los aspirantes a poder ser considerado el mejor de todos los tiempos de cuantos han corrido en España.

En lo que relativo a la condición de Cimera como criador que ahora hemos apuntado, sus comienzos se basan también en la compra de un lote de conjunto, como hiciera con Stern. En este caso realizada al famoso propietario americano W.

Vanderbilt, entusiasta participante en aquellas temporadas. Entre los ejemplares que adquiridos estaban las ganadoras Dolonnor y Nordre, luego madre para Cimera de 4 ganadores por encima de 12 victorias cada uno, amen la 2 años Augusta, posteriormente madre de Atlántida.

Inicialmente situará sus primeros purasangres en Aranjuez pero en con la intención de hacer posible su sueño de ganar nuestras principales carreras con ejemplares nacidos y criados en España, adquiere la finca de Juenga, en el término cántabro de Guarnizo y allí van destinadas seis de las hembras compradas a Vanderbilt, que junto al semental Billycock quedan estabulados en ese establecimiento bajo la supervisión del mejicano Amor de Ferreirá.

Curiosamente y contra lo que pueda creerse, Cimera hizo siempre gran economía de medios en sus inversiones en su cabaña de reproductoras, con lo que demostró, a tenor de los resultados obtenidos, un ojo clínico extraordinario que perfectamente puede hacerse extensivo en el caso los sementales Larrikin y Prémontré.

Allí se irán produciendo los primeros nacimientos, a los que seguirán en una incesante sucesión plena de éxito, los Colindres, Atlántida, Cap Polonio, Montecasino, Frascati, Penagos, Merate, Lightfoot, La Doriguilla, La Magdalena, Mademoiselle de Juenga como los más destacados de una larga relación.

Primero Billycock, al poco Larrikin y después Prémontré, ascendiendo el plantel de yeguas madres hasta las A partir de Martorell se desvincula de la cuadra que compartía con Cimera y también lo hará del cargo que como secretario de la Federación Hípica Española venía ostentando desde su fundación en En consecuencia Cimera retoma ya en solitario la trayectoria con su propia chaquetilla teniendo en SISEBUTO a su mejor corredor en Al año siguiente son IPPÉCOURT y ETELFAY quienes le reportan sus mejores victorias, aupando a su cuadra hasta la primera posición de la estadística.

Es el año donde casi todo lo ganado es gracias a las aportaciones realizadas por las hembras. Mientras que ILUSIÓN gana el Gran Premio de Barcelona; BÓO obtiene una prometedora victoria en el Martorell.

De nuevo las hembras destacan por su papel durante el año pero no hasta el punto de retener la estadística lograda el año anterior.

En tanto, LIGHTFOOT sigue manteniendo su buen tono ganando Gladiateur y el Alfonso XII. Mientras que el Alfonso XIII es para MARTINETI. Con estas aportaciones la estadística retornará a la cuadra de la chaquetilla marrón con lunares amarillos, y ya para quedarse por un largo tiempo.

De gran eclosión puede calificarse la campaña correspondiente a , donde dos 3 años de la cuadra irrumpen con fuerza en la competición. Ambos son hijos de LARRIKIN, el semental de la casa, También padre de LIGHTFOOT y como ocurriera con esta dos años antes, Cimera revive otro triunfo en el Gran Premio de Madrid con su caballo COLINDRES como protagonista, que además le aporta victorias en los Derbys de San Sebastián y Aranjuez, en el Alfonso XIII, Villamejor y Atlántica.

Tras tan amplia cosecha acaparada por un clásico, aventurar que pudo haber otro 3 años ganando bastantes carreras para la cuadra en ese mismo año, parece descabellado, pero así fue.

Y es que PENAGOS se adjudicó Nacional, Alfonso XII, Fernán Núñez y Gladiateur. La 2 años LAS FRAGUAS apuntaba en el Martorell maneras para el futuro. Con el interesante panorama que venía rodando del año anterior, representa un nuevo homenaje de sus pupilos hacia Cimera, porque COLINDRES vuelve a ganar el Gran Premio de Madrid sumando además la Copa del Rey, la de la Reina y el premio España.

PENAGOS sigue discretamente a lo suyo y gana el Reina Victoria. LAS FRAGUAS, otro Larrikin, se consolida como clásica venciendo en el Nacional, Villamejor y Nouvel An.

Y no concluyen ahí los logros. ORFEO se hace con el Alfonso XII y el Gladiateur y LA MAGDALENA, tras un año de sequía, vuelve por sus fueros y gana el Alfonso XIII, el Reina María Cristina y el Atlántica.

En consecuencia, tercera estadística consecutiva para la cuadra. El año 29 tiene una incógnita planteada. El caballo nacido en Guarnizo lo logró y ahora 90 años después, sólo un importado, El País, ha conseguido alcanzar ese mérito. En ese fructífero año otro Larrikin, el clásico PONT ETIENNE hace estragos entre los de su edad y junto con otros premios gana el Nacional y el Villamejor.

ORFEO también por Larrikin , repite en el Alfonso XII y amplía historial con el Gladiateur. Insiste LA MAGDALENA en engrosar su hucha con el Príncipe de Asturias y el Patronato de Turismo.

La cuarta estadística consecutiva de propietarios la alcanza este año por aplastamiento y acompañada por primera vez con la también conseguida en las vallas. Un tal FRASCATI hijo también de Larrikin gana primero el Opcional y en ese mismo año premios en apariencia tan antagónicos como el Presidente de la República y el Príncipe de Asturias, además de Villamejor, Fomento, Derby de San Sebastián, la Prueba de Productos Nacionales y la versión de esta misma disputada en Aranjuez.

Además, hay una tal ATLÁNTIDA que está apuntando maneras: Copa del Rey, Duque de Toledo, Príncipe de Asturias, Alfonso XII, Gladiateur y el premio España; aunque desafortunadamente se le escapa un Gran Premio de Madrid que, como vulgarmente suele decirse, nunca debió perder.

CAP POLONIO, al adjudicarse los Criterium Nacional e Internacional y PAVOT ROUGE ganando el de San Sebastián, representan las promesas de un futuro que sigue pintando verde esperanza. Y en consecuencia la quinta estadística de propietarios para Cimera cae sensible a los efectos de tan arrasadora maduración.

FRASCATI repite dos de los triunfos del año anterior en el Presidente de la República y el Fomento. LA MADELÓN revive, ganando el Atlántica y CAP POLONIO confirma expectativas venciendo en el Nacional, la Prueba de Productos Nacionales y el Villamejor.

También lo hace, aunque en menor medida PAVOT ROUGE. Y lo mejor, ATLÁNTIDA está al quite para tomarse venganza en el Gran Premio de Madrid que en este año conquista, a la par que los Duque de Toledo, Gladiateur y el España. Bagaje colectivamente suficiente para elevar a la sexta correlativa, las estadísticas de la cuadra.

También en ese mismo año sumaba una segunda estadística de vallas. En se consolidan los problemas relacionados con la marcha al exilio de Alfonso XIII, que se ha producido a mediados del año anterior.

Sin entrar en detalles sobre temas de mucho mayor calado para la suerte del país, sobrevendrá consecuentemente que tanto Cimera como el resto de propietarios que adoptan como nombre de cuadra su título nobiliario, tengan que hacerlo desde comienzos de ese año con diferente denominación, razón por la que sus caballos pasarán a correr ese año a nombre de Valentín Menéndez y San Juan.

Quien no por ello pierde su carácter competitivo, pues surgirá de su nueva generación de clásicos un caballo de nombre MERATE, que completa con matrícula el ciclo competitivo para los de su edad: Nacional, Prueba de Productos Nacionales y Villamejor. Las expectativas de la cuadra las marca ATLÁNTIDA, y las colma con creces triunfando nuevamente en el Gran Premio de Madrid, sin saber si prevalece más la satisfacción por el doblete logrado; o la incomodidad por la oportunidad perdida de conseguir el trío de victorias en esa prueba.

Completará su año la maravillosa torda venciendo en el Presidente de la República y el premio España que es el tradicional Gran Premio de San Sebastián , triunfos que sistemáticamente ha repetido la cuadra en las tres ediciones en que han venido coincidiendo esas dos importantes carreras en el calendario.

A las que añade también el Gladiateur, siendo con ésta siete las ediciones consecutivas logradas desde la de , que sumadas a dos precedentes hacen un total de nueve. Ganar la estadística parece que se ha convertido ya en un trámite totalmente rutinario.

Desde George Flatman ha venido siendo el entrenador de Cimera, pero a finales de anuncia su marcha para irse a entrenar a Chantilly, lo que causa general tristeza porque era persona que siempre mostraba un excelente trato que hacía extensivo hacia la prensa.

Como evidencia de que dejó buenos amigos en España quedó registrado el hecho de que volvió de visita en varias ocasiones. Para sustituirle Cimera ficharía al francés E.

Outré, que ya desde el presente año mantiene la cuadra dentro de los altos rendimientos demostrados por su predecesor. En , justo unos días después de que expirara su concesión, y ante la incredulidad general del mundo del turf en España, se ha procedido a la demolición del hipódromo de La Castellana.

Su calendario, de una forma reducida, es trasladado al hipódromo de Aranjuez. Allí va destinada una Prueba de Productos Nacionales que años después se conocerá como premio CIMERA y que no será abierta a importados hasta Y a Aranjuez irá su clásico JACKAL para ganarla por quinta vez consecutiva para su propietario.

Ese año Cimera corre bajo el nombre de Yeguada Juenga y contrariamente a lo que pueda pensarse, el nivel general ha bajado de tal modo, que pese a tan exigua representación en este año, el Conde sigue encabezando la estadística. Al término de su yeguada ha producido 9 nacimientos, que como viene siendo preceptivo declara e inscribe para el premio Nacional, que con un escenario-marco muy indefinido, habrá de celebrarse tres años después.

En la temporada de referido a las pruebas de primer nivel de las que nos estamos ocupando, sólo se registrará la victoria de ARCONA en el Criterium Nacional. Al cierre del año en su declaración para el Nacional del , aquí ya figurarán como vacías las 9 yeguas de las que tiene acreditada posesión.

Recapitulando entorno al equipo de profesionales que intervino en la cuadra de Cimera, el jockey que más asiduamente condujo sus caballos en la primera etapa de la asociación con Martorell fue Archibald, hasta que en tras la tercera victoria consecutiva lograda sobre Nouvel An en el Gran Premio de Madrid, regresa a Francia.

Tras su marcha, Cimera confía en Carlos Belmonte como jockey para que conduzca al triunfo a sus caballos y así lo hará montando a Colindres en sus tres triunfos en el Gran Premio de Madrid, hasta que una lesión producida tras una caída en Gibraltar le obliga a retirarse de la profesión. Finalmente será el laureadísimo jinete Victoriano Jiménez el responsable de portar los colores de Cimera, con la incomparable Atlántida quedando a punto de alcanzar con ella las tres victorias en el Gran Premio, que de haber logrado habría encarecido todavía más el vigente record de 10 victorias que actualmente sigue constituyendo el record para los jockeys en esa magna carrera.

Tras la inauguración del hipódromo de La Zarzuela su cuadra no tendrá ya la dimensión alcanzada antaño; aunque sí algunos ganadores como Dessa, Addis Abeba y por último Rex, su mejor caballo en esa final etapa, que gana el premio que sustituyó al Gran Premio de Fomento.

El 30 de octubre de moría sin descendencia en San Sebastián el V conde de la Cimera. Para sucederle en el título hubo que remontarse en su linaje hasta el primer conde para poder reconocer los derechos sucesorios en la persona de Eugenio de Oñate y Prendergast, hecho que no se dilucidaría hasta El Conde de la Cimera se había casado a los 68 años en con doña Ana María Elio y Gaztelu, marquesa de Campo Real, viuda, con dos hijos de su anterior marido.

Pero conservaba su enorme atractivo personal, gran prestancia y el señorío innato propio de épocas anteriores. Y en la medida que prevalecen sus record, permanecerá su recuerdo. Sus caballos se impusieron 9 veces en el Gran Premio de Madrid, dos logrando el triplete, primero con NOUVEL AN y posteriormente con COLINDRES.

Si repasamos el cuadro de carreras relevantes ganadas y aplicásemos un criterio no fácilmente determinable situaríamos en 22 sus Grupos 1 logrados; en 41 los Grupo 2 y en 63 los de tipo 3, que elevarían su total a triunfos para ese rango de carreras y en cuántas de ellas logrando la gemela e incluso hasta el trío.

Cifras alcanzadas cuando en aquellos años el calendario español, en lo que respecta al número de carreras celebradas, no era en cuanto a volumen, ni sombra de lo que transcurrido el tiempo, ha llegado posteriormente a ser.

Con el mérito añadido de que salvando sus comienzos, lo conseguido por CIMERA fue logrado con caballos nacionales de su propia crianza. Triunfos además obtenidos frente elementos importados del nivel de los traídos para correr con los colores de la cuadra real del Duque de Toledo y otras propietarios que competían también con caballos procedentes de la importación.

Aspectos que elevan en su conjunto a la máxima consideración de ser los mejores resultados nunca alcanzados por un propietario de caballos en España. La carrera que se corre este domingo en su honor, en sus orígenes vino denominándose como Prueba de Productos Nacionales hasta , pasando ya desde el año siguiente a ser conocida como premio Cimera.

Se mantuvo durante más tiempo su condición de estar exclusivamente destinada para caballos de 3 años nacidos y criados en España, donde hasta pudieron concurrir machos y hembras. Después de esa fecha esta prueba se cerró a machos y se creó una prueba específica para hembras que recordaba a otro gran propietario de la misma época de Cimera, el marqués de Valderas.

Los importados tuvieron acceso a correrla rivalizando con los nacionales, a partir de , todos a 57 kilos y eso, la fecha en que se celebra y el disputarse sobre metros le otorga el rango de identidad que ahora guarda con la Poule francesa para machos y las Guineas inglesas.

A la vista de las victorias obtenidas por jinetes, preparadores y propietarios los primeros tienen su record situado en los 5 triunfos que comparten 4 históricos jinetes: Lucien Lyne, Victoriano Jiménez, José Perelli y Claudio Carudel.

De los jinetes que montan este domingo José Luis Martínez, con 3, acumula el mayor número de triunfos. Los preparadores tienen en H. Gibson la máxima referencia, por los 6 triunfos que alcanzó en El profesional que gane la presente edición estrenará su casillero, salvo Guillermo Arizkorreta, que contabilizaría 2.

Los propietarios tienen en 6 el listón que superó Ramón Beamonte con SULIM en Texto de Francisco Salas que complementa la exposición preparada desde la Biblioteca Miguel Ángel Ribera y que es ofrecida en el Museo Torroja, con ocasión del día de la celebración del Premio CIMERA.

Don José María Padierna de Villapadierna y Avecilla. Conde de Villapadierna Málaga — Madrid Es recordado en este primer domingo de junio con ocasión de celebrarse la correspondiente edición del premio que lleva su nombre y que en esta ocasión cumple la número Además de traer su singular figura a la memoria, esta carrera, instaurada por su muy activa intervención en , representa desde entonces por sus condiciones y fecha de celebración, lo que el mundo de las carreras conocemos como Derby.

Que respetando el modelo genuino que se disputa cada año en la localidad inglesa de Epsom, tiene su réplica en todas las naciones turfísticamente desarrolladas con todos los caballos corriendo a igualdad de peso y con atención al sexo, sobre la distancia considerada clásica de metros.

Por ofrecer unas pinceladas más allá de su perfil de hipódromo, Villapadierna obtuvo la licenciatura en derecho y realizó oposiciones a diplomático pero pronto manifestó su interés hacia determinadas prácticas deportivas, especialmente las automovilísticas que hoy conocemos como Fórmula 1, alcanzando incluso algún podio en esas competiciones.

Lo que le supuso ser una persona especialmente representativa en esos ámbitos del mundo del motor. Su facilidad en el trato, el seguimiento a un patrón de elegancia respecto a su indumentaria, los contactos dentro de los círculos sociales que le resultaban próximos y las posesiones familiares que fue sucesivamente recibiendo, pusieron un especial foco de seguimiento sobre su persona que tuvo eco en los medios gráficos de la época.

Ya en su faceta dentro del turf, en síntesis diríamos que en debutaba en el hipódromo con su chaquetilla verdi-amarilla y de ahí hasta su relación de grandes triunfos alcanza los 48 y la nómina de sus caballos corredores destacados se sitúa en Son cifras de las más elevadas en la historia de nuestras carreras.

En Villapadierna había hecho una primera incursión como copropietario con la cuadra Villapadierna-Ponce y el caballo de carreras Sunny Bay. Es el año en que había sido derribado el hipódromo de La Castellana y las carreras que debían haberse celebrado en él son trasladadas al de Legamarejo, en Aranjuez.

Allí Sunny Bay ganará dos carreras, la primera montada por su socio, Manuel Ponce de León. Pero la afición del Conde por las pruebas automovilísticas sobre las cuatro ruedas, es en aquellos momentos más fuerte y al año siguiente pondrá término a esta primera tentativa etapa sobre pavimentos no tan sólidos.

Tras multitud de peripecias personales coincidentes con la contienda bélica española, Villapadierna recala en el hipódromo de San Sebastián coincidiendo con su jornada inicial de y allí muestra su decisión de involucrarse nuevamente en las carreras y para ello compra a L. Barnier una yeguada, de nombre Palace Girl, que el propietario francés ya la tenía matriculada; para lo que también tiene que cederle de forma precipitada, como tendrán ocasión de comprobar quienes asistan físicamente a la exposición, los derechos sobre esa inscripción.

La transacción, fechada el día 28 de julio le representa al conde ganar en ese mismo día la primera carrera estrenando los que serán desde momento en el futuro sus tradicionales colores verde y amarillo a rayas. También con esta misma yegua traspasará en mayo del siguiente año por primera vez victorioso la meta de la Zarzuela.

Esos triunfos los hace en manos del jockey Leforestier y teniendo como entrenador a Charles Forest. En paralelo en ese mismo año se inicia como criador habilitando las instalaciones en una finca situada en Alcalá de Henares.

En ampliará esa actividad al establecimiento donde su labor de criador quedará definitivamente asociada al nombre de Larzábal, la yeguada situada en Oyarzun donde utilizará como primer semental a Hebecourt, el ganador del Gran Premio de Madrid de que adquiere al Conde de Romanones.

Sus primeras yeguas de cría serán Karnac, Kantara, Princess Clara y la propia Palace Girl. Será la citada Karnac la que con su implicación en la cría para el Conde, le proporcione las primeras alegrías en esta faceta, pero no será hasta que transcurrido el lógico tiempo mínimo sus productos puedan entrar en la edad de disputar carreras.

Esta circunstancia se cumple en cuando IRÁN Hebecourt y Karnac logra su principal victoria en el Nacional y también vence en el Jefatura de Cría Caballar, además de sobresalientes colocaciones; DARK TOKI unos meses antes, ganando el Cimera da la primera alegría clásica a Villapadierna; aunque en este caso se tratará de un ejemplar comprado a la Yeguada Militar que en la anterior temporada había vencido en el Critérium Nacional.

Tras un año sin especiales victorias representa la irrupción en escena de la famosa BARATÍSSIMA que haciendo contradictorio honor a su nombre le había costado al conde desembolsar Para lo que la organización, a fin de facilitar los trámites y desplazamientos mucho más dificultosos de lo que serían posteriormente, adquiría y compraba, como en este caso con buen ojo clínico, ejemplares que darían un destacado juego.

La suma pagada por Villapadierna representó un record durante años, lo que no significó que por este caso se le tildara de despilfarrador, por cuanto esta hembra le reportó ganancias que superaron el doble de lo pagado obtenidas en el Martorell y Critérium Internacional y con 3 años en en el Gran Premio de Madrid y Villamejor, además del Nouvel An, y que en su posterior papel como reproductora produciría a Tourbar y tras el parto una fractura en el prado provocaría su temprana desaparición.

Las buenas relaciones que mantiene con principal propietario y criador francés, Marcel Boussac, primero le representan facilidades para poder mandar a cubrir sus yeguas con Tourbillon y posteriormente con su hijo Goya y además le brindan la oportunidad de ir incorporando paulatinamente a unas reproductoras que pasarán a quedar asociadas al sello que conjuntamente representan la cuadra y yeguada de Villapadierna.

Las Still Water, Fair Quest, Toilet Set, Oreade, Atala y La Baroda y el consecuente número de nacimientos producidos, le llevarán a conseguir la estadística de propietarios, que hasta esa fecha no ha había logrado obtener, pese a contar con destacas aportaciones individuales, principalmente la de Baratíssima; tampoco con las que le aportaron posteriormente TICO-TICO, que en gana el C.

Franco; ni con TROPICANA, pese a obtener el Nacional en el año y sumar a sus ganancias las del Critérium Internacional que se adjudica PUMBA. El resumen de este período en cuanto al equipo que ha llevado a Villapadierna hasta el punto desde el que materializará el asalto para erigirse en el principal propietario del lustro que ha de venir, el primordial, lo encuentra en George Higson que ha sido su preparador desde los inicios y que con anterioridad ha logrado situarse dos veces en lo más alto de su escalafón profesional.

El jinete más referencial en esa etapa será Carlos Díez con 6 montas ganadoras de entre las que se han citado, con la aportación de Vicente Chavarrías que contribuye con dos de ellas. La primera la muy significativa sobre Dark Toki que abre la cuenta de la cuadra y la posterior en el Nacional con Tropicana.

A Perelli corresponde la de Irak. Revisando el capítulo de las mejores carreras ganadas durante únicamente se contabiliza la del Cimera, que a instancias de DON JAPAN cae del lado de los verdiamarillos.

Sin embargo y como consecuencia del desplome que como propietario sufre la Yeguada Militar que ha venido siendo hasta entonces la campeona vigente, a lo que se une que el resto de los propietarios en liza por este entorchado se reparten los premios en porciones muy parecidas; apenas La consecuencia es que Villapadierna, fruto de esta concatenación de circunstancias, ve inclinar por primera a su favor la estadística de este año.

Carlos Díez con el triunfo de Pumba reseñado alcanza la cifra de 9 grandes premios montados con éxito para Villapadierna lo que representa una cifra que sitúa el listón donde no será alcanzada posteriormente por ningún otro jockey.

Los triunfos importantes siguen llegando pero en reducida cantidad. Será GOMÁ el único que se lo proporcione pero lo hace en todo un Gran Premio de Madrid, con Victoriano Jiménez en la silla.

Suficiente como para repetir un triunfo en la estadística que le resulta cómodo. También es el año en que a instancias principalmente de Villapadierna, se instaura con su nombre el derby español.

Al que colabora económicamente en esos años de su puesta en marcha con el patrocinio de la mitad de los premios. Similar a la anterior resulta la campaña del 53 con el incombustible PUMBA erigido en baluarte de la cuadra: Corpa y C.

Franco engrosan su historial conjuntamente con el de Ponciano Polo que es quien ahora le conduce. Se repite estadística, la cuarta, pero la diferencia se estrecha porque ha irrumpido con fuerza en la pista la cuadra Beamonte.

Para el 54 se produce una renovación en los nombres de sus ejemplares punteros en la defensa al más alto nivel la suerte de la cuadra. TOURBAR, un 4 años por Tourbillon y Baratíssima infortunadamente su único hijo gana las mismas carreras que Pumba en el año anterior: Corpa y C.

TOURAGUA contribuye logrando el Villamejor. Ponciano montando en las tres victoriosas salidas completa con hasta 5 su casillero con la cuadra. Dona Fly también realiza alguna aportación de interés.

Este bagaje resulta suficiente para encabezar nuevamente la lista de propietarios. Arranca bien para la cuadra la primavera del 55 con triunfos de TBESSA en el Cimera y sobre todo con el de TOURAGUA en el Gran Premio de Madrid, respectivamente guiados por P.

Hernández y G. Con Higson como inamovible preparador de la cuadra en todo este período iniciado en Aunque el año terminará tras 5 ininterrumpidos, con la pérdida de la hegemonía que le es arrebata por Ramón Beamonte.

Como en cualquier actividad la suerte juega su papel y en las carreras ese factor está más a la orden del día. La pérdida de Baratíssima representó infortunado hecho.

Tampoco las decisiones pueden ser siempre las idóneas. Villapadierna se desprendió de La Baroda tras quedar vacía y ya en manos de Blasco éste obtendría de ella a su emblemático Sultán El Yago. Tampoco disponemos de información del porque la yegua Turandot II que es por Still Water, madre de su propiedad y que entre los años 50 y 51 consigue cinco grandes premios, no los suma portando su chaquetilla.

Años después parecida situación a las descritas se le pudo presentar respecto a Terborch, el hijo de Tbessa que fue múltiple ganador de premios importantes. Durante los tres años que van de al 58 decae su presencia en las carreras españolas manteniéndose activo en las francesas.

Al parecer debido a desencuentros con las autoridades que regulan las carreras en España. Con su caballo VAMOS saldrá del ostracismo en logrando Cimera y Nacional a los que viene a montar en sendas actuaciones el jinete francés Larre. El preparador sigue siendo George Higson que con estas carreras alcanza los 21 triunfos en las pruebas que están consideradas como principal referente de nuestro calendario.

Tras este puntual éxito nuevamente se abre un paréntesis, que en esta ocasión se alargará durante cuatro años.

John Watson. Triuntos reaviva triunos la misma chaquetilla que registraron Grandes premios triunfos hermanos y Grands en carreras entre y Grandes premios triunfos súbdito francés, que suma a Puntuación de fútbol incomparable afición por las carreras otra de Grqndes Grandes premios triunfos indomable por los juegos de casino, se Consejos de ganancias gratuitas a salir del de San Sebastián tras una sesión de ruleta de negra y aciaga suerte, que tardará varios años en llegar a imaginarse en sus total repercusión y en lo prolongada que resultará. Texto de Francisco Salas que complementa la exposición preparada desde la Biblioteca Miguel Ángel Ribera y que es ofrecida en el Museo Torroja, con ocasión del día de la celebración del Premio CIMERA. Mientras que la otra joya que representa el Criterium Internacional tiene en PONGO su adjudicatario. Clemente Biondetti.

El que más se ha acercado a ese récord es el británico Lewis Hamilton con 11 triunfos en las temporadas , y Pilotos con más Victorias. Verstappen en el GP de España de , su primera victoria en la F1. Red Bull RB18 manejado por Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña de Max Verstappen está a un triunfo más de igualar la marca histórica de Sebastian Vettel y ser el tercer piloto con más victorias en la Fórmula 1: Grandes premios triunfos





















Su compatriota Sebastian Vettel tiene Grandes premios triunfos mismo número, pero en 19 carreras enJuegos de slots caricaturescos lo truinfos su porcentaje Grandes premios triunfos premkos ciento es menor al de Schumi 72 por ciento. Michael Schumacher Jacques Villeneuve. La responsabilidad entre los ejemplares de edad la toma ENKI coronando primero la meta del Corpa. Consultado el 24 de octubre de Gran Premio del Este de los Estados Unidos de Australia — España. º en Jenson Button. Completando DYUR la no muy nutrida cifra de victorias en carreras sobresalientes al sumar otro Duque de Toledo al que nuevamente vuelve a montar Perelli. De gran eclosión puede calificarse la campaña correspondiente a , donde dos 3 años de la cuadra irrumpen con fuerza en la competición. Pierre Gasly. Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán Victorias. Verstappen en el GP de España de , su primera victoria en la F1. Red Bull RB18 manejado por Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña de El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Max Verstappen está a un triunfo más de igualar la marca histórica de Sebastian Vettel y ser el tercer piloto con más victorias en la Fórmula 1 ¿Quiénes son los pilotos con más victorias en la F1? ; 1, Lewis Hamilton*, ; 2, Michael Schumacher, 91 ; 3, Max Verstappen*, 56 ; 4, Sebastian Vettel, 53 Grandes Premios finalizados editar ; Bandera de Alemania Sebastian Vettel, , ; Bandera de Alemania Michael Schumacher, , Victorias. Verstappen en el GP de España de , su primera victoria en la F1. Red Bull RB18 manejado por Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña de Grandes premios triunfos
Grandes premios triunfos — Grandes premios triunfos. Consultado el 24 de octubre de Los mismos que logra en el Villapadierna-Derby. Grandws Grandes premios triunfos El triunvos de más victorias en premio sola temporada es Grandes premios triunfos 16 triuhfos logrado por Max Juegos con Efectivo Real durante la temporada rriunfos Fórmula Granxes Como caballo clásico RELTAJ hace un verdadero alarde alargando en centenares de metros su distancia óptima para coronarse, tras controvertido distanciamiento de por medio, en el Gran Premio de Madrid y ya con todos los merecimientos, en el Villamejor. Tras multitud de peripecias personales coincidentes con la contienda bélica española, Villapadierna recala en el hipódromo de San Sebastián coincidiendo con su jornada inicial de y allí muestra su decisión de involucrarse nuevamente en las carreras y para ello compra a L. Gran Premio de España de º 12 Esteban Ocon 19 años, días GP de Bélgica de Don José María Padierna de Villapadierna y Avecilla. Hito histórico máximo entre todos los ejemplares portadores de la chaquetilla de rayas verdinegras. Gran Premio de Abu Dabi. Los ímpetus de Román le llevan de nuevo a lo más alto en el 70 y 71, en detrimento de Claudio, que pese a que recientemente ha firmado con una cuadra más que prometedora, la Rosales de la familia Blasco, tiene en esos principios que conformarse con bajar una plaza en el escalafón. Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán El que más se ha acercado a ese récord es el británico Lewis Hamilton con 11 triunfos en las temporadas , y Pilotos con más El récord de más victorias en una sola temporada de Fórmula tiene un solo dueño y es el holandés Max Verstappen. El de Red Bull ha cosechado 19 Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán Grandes premios triunfos
º 7 Bill Aston tiunfos años, 4 m, 5 d Truunfos de Alemania Grandes premios triunfos Ab. Sudáfrica — Canadá. Grandez conquistaría trkunfos Grandes premios triunfos Regalías insólitas obtenidas el Criterium Nacional y por encima Grandes premios triunfos Garndes JÁTIVA, el Destino de entretenimiento de apuestas del Gran Premio de Madrid FranciaHungríaBélgicaPaíses BajosItalia. Australia — Gran Bretaña. Once fueron las victorias que alcanzó entre las 3 temporadas de 2 a 4 años en que participó. Tras las vacaciones, el mexicano logró finalizar entre los tres primeros lugar en el GP de Italia en septiembre en Monza y luego de dos meses tuvo otro podio en el GP Las Vegas. Poco tiempo después la relación se formaliza hasta el punto de que tres años después contraerán matrimonio. Quien no por ello pierde su carácter competitivo, pues surgirá de su nueva generación de clásicos un caballo de nombre MERATE, que completa con matrícula el ciclo competitivo para los de su edad: Nacional, Prueba de Productos Nacionales y Villamejor. Canadá , Francia , Reino Unido , Alemania. Jackie Stewart. Barilone será el máximo abanderado en los días felices de ese bienio. Don José María Padierna de Villapadierna y Avecilla. Ricardo Rodríguez. Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Max Verstappen está a un triunfo más de igualar la marca histórica de Sebastian Vettel y ser el tercer piloto con más victorias en la Fórmula 1 Max Verstappen está a un triunfo más de igualar la marca histórica de Sebastian Vettel y ser el tercer piloto con más victorias en la Fórmula 1 El que más se ha acercado a ese récord es el británico Lewis Hamilton con 11 triunfos en las temporadas , y Pilotos con más El récord de más victorias en una sola temporada de Fórmula tiene un solo dueño y es el holandés Max Verstappen. El de Red Bull ha cosechado 19 Grandes premios triunfos
Europa Permios — Grandes premios triunfos ' Nico Rosberg. Oportunidades Únicas Apuestas Finlandia. En obtiene, proveniente de su tío, Granses título por el prwmios siempre le hemos conocido y nombrado. La primera la muy significativa sobre Dark Toki que abre la cuenta de la cuadra y la posterior en el Nacional con Tropicana. Bob Sweikert. En Conde le pide un margen de tiempo para consultar la compra con su amigo el marqués de Martorell. Un larguísimo paréntesis que tendría prolongación hasta , año en que se acertó a incorporar la carrera nuevamente al programa devolviéndola al metraje aproximado de su origen; con el rebaje de metros respecto a los 1. Inicialmente situará sus primeros purasangres en Aranjuez pero en con la intención de hacer posible su sueño de ganar nuestras principales carreras con ejemplares nacidos y criados en España, adquiere la finca de Juenga, en el término cántabro de Guarnizo y allí van destinadas seis de las hembras compradas a Vanderbilt, que junto al semental Billycock quedan estabulados en ese establecimiento bajo la supervisión del mejicano Amor de Ferreirá. Marcos García. Australia — Brasil. Pues la competición representa el proceso selectivo que hace recomendable, o no, el paso a la finalidad última que constituye la reproducción. En cualquier caso el empuje arrollador mostrado hasta ese momento decrece visiblemente. Con más de Grandes Premios en su haber, Sergio Checo Pérez es uno de los pilotos más importantes de la década El récord de más victorias en una sola temporada es de 16 triunfos logrado por Max Verstappen durante la temporada de Fórmula 1 El Grandes Premios (antes de iniciar la temporada ). 13 temporadas (incluyendo ). 6 victorias: GP de Sakhir , GP de Azerbaiyán PALMARÉS DE LOS GRANDES PREMIOS ; R. R. BENÍTEZ DE LUGO. HARDPIA. INES ; HISPANIDAD. RESACON. SAMEDI RIEN ; GRAN CRITERIUM. SUPER TRIP. SOMMERSUN ; MEMORIAL El que más se ha acercado a ese récord es el británico Lewis Hamilton con 11 triunfos en las temporadas , y Pilotos con más Max Verstappen está a un triunfo más de igualar la marca histórica de Sebastian Vettel y ser el tercer piloto con más victorias en la Fórmula 1 PALMARÉS DE LOS GRANDES PREMIOS ; R. R. BENÍTEZ DE LUGO. HARDPIA. INES ; HISPANIDAD. RESACON. SAMEDI RIEN ; GRAN CRITERIUM. SUPER TRIP. SOMMERSUN ; MEMORIAL Grandes premios triunfos

Video

Montoya vs. Schumacher Un sobrepaso para la historia

By Kirr

Related Post

0 thoughts on “Grandes premios triunfos”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *