Grandeza del Emperador Triunfante

La producción del díptico Barberini podría verse en este contexto, como marca del triunfo representado uno celebrado sobre los persas.

Aunque la figura comparte características con ciertos cónsules de dípticos contemporáneos de Anastasio I, como el de Anastasio y sobre todo el de Magno , el retrato del emperador en el díptico Barberini tiene poco parecido con los retratos conocidos de Anastasio como el medallón del díptico consular de Anastasio.

Es de hecho más parecido a retratos conocidos de Constantino, que ha permitido a ciertos historiadores identificarlo con ese emperador, incluyendo al propio Barberini, pues un artículo en un catálogo contemporáneo de él muestra véase arriba.

Esta interpretación también debe algo a la inscripción moderna en el panel de reemplazo de la derecha, en el que es fácil reconocer el nombre del emperador, o al menos en tanto no se refiera a Constante o Constancio II en su lugar.

Por otro lado, criterios estilísticos no dejan duda de que el marfil no es más antiguo que finales del siglo V , con lo que el parecido del retrato imperial a retratos de Constantino se explicarían por el deseo explícito del comitente de recordar la imagen de ese emperador.

Desde esta perspectiva, esta referencia se remonta a la iconografía de Constantino se ajusta a Justiniano más que a Anastasio I. El estilo bajorrelieve de los paneles secundarios, y especialmente la presentación gráfica y poco plástica de la ropa, se acomoda a una fecha posterior de la obra alrededor de mediados del siglo VI.

La combinación de la obra de relieves de alta calidad evoca otra famosa obra de escultura de marfil de esta época, el trono de Maximiano en Rávena , muy visiblemente otro producto de los talleres imperiales en Constantinopla - con esto sería el emperador Justiniano triunfante.

La posición atractiva que se da en la composición a la figura de cristo bendiciendo al emperador sugiere también una fecha justinianea - es comparable a un díptico consular de Justino de , el último díptico consular conocido antes de que Justiniano suprimiera el consulado en , y el primero en colocar imágenes de Cristo y de la pareja imperial Justiniano y Teodora en medallones por debajo del retrato del cónsul.

Hasta entonces la presencia cristiana en estos dípticos se había limitado al símbolo de la cruz, como aquellos que enmarcan a los retratos imperiales del díptico consular de Clemente en Esta cruz podría también mostrarse dentro de una corona que llevan dos ángeles, el motivo más conocido de la era teodosiana - además de marfiles como el de Murano , también figura en bajorrelieves de la columna de Arcadio y la decoración del sarcófago de Sarigüzel.

Reemplazando la cruz dentro de la corona con un busto de Cristo en el díptico Barberini marca otro paso en la cristianización de la forma del relieve, que también la dataría de un momento posterior al reinado de Anastasio y se correspondería bien con la orientación ideológica observada en el comienzo del reinado de Justiniano.

El gran díptico imperial de Londres, del que solo sobrevive un panel, representa un arcángel sosteniendo un cetro y un globo coronado por una cruz y puede asignarse al mismo movimiento ideológico.

Se dató precisamente de comienzos del reinado de Justiniano en por D. Wright, después de hacer una nueva traducción de su inscripción griega. La identificación del emperador triunfante con Justiniano así se correspondería bastante bien con la imaginería dejada por este emperador, que también incluye estatuas ecuestres y estatuas de Victoria pues victorias sobre los persas que eran intensamente proclamadas en la propaganda pero no particularmente reales.

El emperador, montado a caballo con un casco alzado, sostiene un orbe coronado por una cruz en su mano izquierda y saluda al espectador con la derecha. Está coronado por un amplio tocado de plumas o toufa.

La conexión de esta estatua con el emperador triunfante del díptico Barberini está también justificada en que el anterior era parte de un grupo escultórico en el Augustaion que también incluía estatuas de tres reyes bárbaros ofreciendo tributo al emperador, como en el panel inferior del díptico.

El dibujo de la estatua del Augustaion puede relacionarse con otra representación ecuestre de Justiniano en una de sus medallas, izquierda.

En el anverso hay un busto nimbado de Justiniano como un general, armado con una lanza, luciendo una coraza y coronado con la diadema y toufa. El reverso muestra a Justiniano, de nuevo con un nimbo, cabalgando en un caballo ricamente enjaezado cuyos arreos recuerdan a los del caballo del díptico Barberini.

Frente a él hay una Victoria sosteniendo una palma y un trofeo bajo su brazo izquierdo. Se muestra una estrella sobre el campo, la inscripción exergo da la marca CONOB indicando una ceca de Constantinopla y la leyenda dice Salus et Gloria Romanorum Salud y Gloria para los romanos.

El retrato de Justiniano en perfil tres cuartos permite datar la medalla de antes de , fecha después de la cual fue sistemáticamente representado solo de frente derecha.

Las celebraciones particularmente suntuosas del triunfo de marcaban la reconquista de Cartago de los vándalos pudo haber sido la ocasión marcada por la acuñación de esta medalla excepcional.

Otra estatua ecuestre, de la que solo queda la inscripción dedicatoria de nuevo en la Antología de Planudes , puede verse en el hipódromo de Constantinopla. Esta vez no hay dibujos supervivientes de la estatua, pero su ubicación en el hipódromo el principal lugar de encuentro en Constantinopla y por tanto el mejor lugar para exhibir imágenes de propaganda imperial nos lleva a pensar que debe haber sido una de las estatuas ecuestres más famosas del emperador y por tanto probablemente sería imitada en marfil y otros medios.

La inscripción ciertamente sugiere una composición monumental que no deja de recordar al motivo central del díptico Barberini:. La existencia de estas estatuas ecuestres de Justiniano en Constantinopla sugieren que el tema central del díptico Barberini repite un tipo perdido popularizado por estas estatuas, más que crear un tipo nuevo.

Al menos otro ejemplo de este tipo sobrevive, sobre una pesa de bronce, hoy conservado en el Museo bizantino y cristiano de Atenas derecha. Luce una copia exacta del motivo central directamente modelado sobre el marfil, es más probable que ambos derivaran de un mismo modelo único, quizás una estatua ecuestre perdida en el hipódromo.

Esto no arroja dudas sobre que el bronce, como el díptico, fuera el producto de un taller imperial y un objeto oficial. Sin embargo, el bronce permanece una copia más modesta del modelo, más barato y por así quizás se pretendía que tuviera una circulación más amplia que el marfil.

La existencia de esta copia más barata confirma la popularidad de este tipo de imagen de propaganda bajo el gobierno de Justiniano y también habla del celo del emperador por hacer y divulgar estas imágenes a través de medios muy diferentes, desde las esculturas figurativas monumentales en tres dimensiones, a relieves, miniaturas de bronce y paneles de marfil.

El reinado de Justiniano contuvo muchas guerras que acabaron en victoria, o más a menudo guerras que podían presentarse propagandísticamente como tales, justificando así la producción de este tipo de objeto. La posición prominente de un bárbaro tradicionalmente identificado como persa así como el paralelo del tipo con el grupo estatuario del Augustaion invita al espectador a considerar que la creación de este tipo de imagen estuvo ocasionada por la «paz perpetua» concluida con el Imperio Persa en , aunque criterios estilísticos sugieren una fecha posterior.

Contenidos mover a la barra lateral ocultar. Artículo Discusión. Leer Editar Ver historial. Herramientas Herramientas. Lo que enlaza aquí Cambios en enlazadas Subir archivo Páginas especiales Enlace permanente Información de la página Citar esta página Obtener URL acortado Descargar código QR Elemento de Wikidata.

Crear un libro Descargar como PDF Versión para imprimir. En otros proyectos. Wikimedia Commons. Díptico Barberini expuesto en el Louvre. Diseño [ editar ] Originalmente estaba formado por cuatro placas rectangulares, aunque a la derecha ha sido reemplazada quizá en el siglo XVI por una tabla con la inscripción CONSTANT.

Propietarios [ editar ] El reverso del objeto es liso y suave, sin la depresión para cera que se encontraría en un díptico consular , que sería usado como una tablilla para escribir.

Peiresc la menciona específicamente en una carta a su amigo Palamède de Vallavez, datada el 29 de octubre de [el cardenal] quedó encantado al ver un antiguo bajorrelieve en marfil que recuperé un poco antes, donde está representado el emperador Heraclio a caballo, con los bordes luciendo una cruz y su hijo Constantino llevando una Victoria y muchas provincias cautivas a sus pies, como la del Grand 'Camayeul' de Tiberio.

Se lo di cuando se fue tenía piezas parecidas en el mismo estilo en marfil, que con [mi ejemplo] irán bien. Contempla, príncipe [y] exterminador de los medos, las ofrendas que te trae Eustaquio, al mismo tiempo padre e hijo de la Roma que sostienes: un caballo que se alza sobre una Victoria, una segunda Victoria que te corona, y tú mismo a horcajadas sobre ese caballo, rápido como el viento.

El éxito de los sasánidas, enfrentados con Roma desde hacía siglos, parecía asegurado. Pero Belisario , el comandante de las fuerzas bizantinas, supo responder al desafío. Ordenó cavar una línea de trincheras no lejos de las murallas de Dara y desplegó así sus tropas: la infantería en el centro, detrás de las estacas y la fosa; en las alas, los arqueros hunos a caballo; y en la retaguardia, la caballería imperial y los bucelarios, la guardia personal de Belisario.

La táctica funcionó. Cuando los persas intentaron romper las líneas enemigas, fueron asaeteados por tres flancos al tiempo que los jinetes atacaban su retaguardia: en el campo quedaron cerca de 8.

Esta victoria bizantina fue también la primera del general Belisario, a quien puede considerarse como el último gran general de la Antigüedad.

Belisario nació en la ciudad traciade Germania hacia el año o el , sin que se sepa mucho más de su infancia y juventud. En lo hallamos en la guardia personal del emperador Justino I y, dos años más tarde, en la de su sobrino y sucesor Justiniano, quien lo promocionó a magister militum , uno de los puestos más elevados en el ejército romano.

Es probable que el reciente matrimonio de Belisario con Antonina, íntima amiga de la emperatriz Teodora, desempeñara un papel crucial en su promoción; en todo caso, su ascenso pronto se reveló un acierto. Después de participar en varias escaramuzas en Armenia contra los sasánidas, fue nombrado dux de Mesopotamia y luego magister militum de Oriente ; mientras ejercía este último cargo, logró la victoria en la defensa de Dara.

Es probable que el matrimonio de Belisario con Antonina, íntima amiga de la emperatriz Teodora, desempeñara un papel crucial en su promoción.

Parte de las murallas de Constantinopla, la actual Estambul, tal como pueden verse hoy en día. Al año siguiente, los persas entraron en Siria y saquearon sus ciudades. Belisario, al frente de las tropas imperiales, los persiguió con el objetivo de expulsarlos del territorio romano.

Consciente de la superioridad de la caballería sasánida, Belisario intentó evitar el enfrentamiento directo, pero los soldados, crecidos por su anterior victoria, le obligaron a presentar batalla cerca de Calínico. El resultado fue una derrota inapelable de los romanos, y Belisario tuvo que presentarse en Constantinopla para informar sobre lo sucedido.

Sin embargo, esta derrota no perjudicó su carrera. Justiniano acordó una paz con el nuevo rey persa, Cosroes I , para así concentrar sus fuerzas en otra ambiciosa empresa: la reconquista de los territorios del Mediterráneo occidental, que desde hacía un siglo estaban gobernados por pueblos germánicos como los ostrogodos en Italia, los visigodos y suevos en la península Ibérica y los vándalos en el norte de África.

El sueño de Justiniano era la renouatio Imperii , la restauración del antiguo esplendor del Imperio romano. Y en este ambicioso proyecto, el emperador tuvo como brazo armado y principal instrumento a su general Belisario.

Pero antes, Justiniano tuvo que enfrentarse a un serio problema en la capital. Los nuevos impuestos que debían financiar la campaña habían alterado los ánimos de la voluble población de Constantinopla, y durante una carrera de carros en el hipódromo se produjo un grave altercado entre los seguidores de los equipos que contendían: los Azules y los Verdes, llamados así por el color de su indumentaria.

Cuando el monarca intentó apaciguar los ánimos, ambas facciones hicieron causa común y estalló una revuelta civil al grito de nika , "victoria". La sedición se extendió por toda la ciudad y se quemaron edificios públicos e iglesias; los sublevados llegaron a proclamar un nuevo emperador: Hipacio.

Cuando el monarca intentó apaciguar los ánimos, Azules y Verdes hicieron causa común y estalló una revuelta civil al grito de nika , victoria. En este punto, Justiniano ya se preparaba para huir cuando Teodora le espetó la célebre frase que le atribuye el historiador Procopio: "La púrpura [la tela roja reservada al soberano] es la mejor de las mortajas", lo que equivalía a una exhortación a defender el trono hasta la muerte.

París rinde homenaje a la fotógrafa de la revolución mexicana El Jeu de Paume de París dedica una amplia muestra a Tina Modotti, la fotógrafa de la Revolución Mexicana, con la exposición más grande jamás organizada hasta ahora sobre ella en Francia.

Entre moda y deporte ha habido una rica historia en común que devela el Museo de las Artes Decorativas de la capital francesa. Regresa ClaP, el Festival de Cine Latino-americano de París En la segunda edición de esta muestra se proyectarán 22 películas de distintos países.

El cine francés sacudido por varios casos de agresión sexual, como el de la actriz Judith Godreche quien denunció los abusos que sufrió cuando era adolescente. La condición femenina en las obras de mujeres artistas En este programa, un encuentro con mujeres artistas: Beatriz Lema, quien en sus bordados reflexiona sobre los dogmas y traumas; Carolina Bianchi, autora de una pieza teatral sobre la violencia contra las mujeres, y Diane Tell, una leyenda de la canción en francés, quien regresa con nuevo álbum.

Francia honra al armenio Missak Manouchian con la entrada de sus restos al Panteón Francia reconoce al poeta y obrero armenio que dio su vida por la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. Sus restos y los de su esposa reposarán en el Panteón Nacional francés.

La capital francesa tendrá su primera Semana del Perfume. Un salón y festival dedicado a la cultura olfativa. La exuberancia del Egipto de los faraones se despliega a través del arte digicital en el Atelier des Lumières.

Y escucharemos a la gran ganadora de las Victorias de la música, la cantante Zaho de Sagazan. Les hablamos de las parejas emblemáticas en el mundo del arte en Francia: dúos que unieron sus vidas, a través del amor y la creatividad.

Y en nuestra crónica musical, les ofrecemos una playlist especial romance, amor y seducción. Ver más episodios.

EN VIVO. Actualidad Actualidad. Menú Menú.

Constantino trajo el orden interno, controló las invasiones bárbaras en las fronteras y devolvió a Roma la grandeza de antaño. Un nuevo gran emperador había Por | eso es grande el César, porque solamente es menor que la suprema grandeza de los cielos. De aquel es hechura el César de quien el cielo lo es y toda la Determinóse con el rey, que él entrase por su cabo con ejército formado, y el Emperador otro tanto con el suyo, y cada uno con todas las fuerzas que pudiese

Grandeza del Emperador Triunfante - Panel con la representación de un triunfo del emperador Marco Aurelio; un genius alado se sitúa sobre su cabeza. grandeza y dignidad triunfal, lo que Constantino trajo el orden interno, controló las invasiones bárbaras en las fronteras y devolvió a Roma la grandeza de antaño. Un nuevo gran emperador había Por | eso es grande el César, porque solamente es menor que la suprema grandeza de los cielos. De aquel es hechura el César de quien el cielo lo es y toda la Determinóse con el rey, que él entrase por su cabo con ejército formado, y el Emperador otro tanto con el suyo, y cada uno con todas las fuerzas que pudiese

La composición se organiza en torno a una placa central que domina por su motivo así como por su calidad estilística. El motivo esculpido es una figura triunfante de un emperador sobre un caballo encabritado.

En su mano derecha el emperador sostiene el extremo de una lanza, con el otro extremo apuntado hacia el suelo, y en su derecha sostiene las riendas del caballo. Detrás de la lanza está la figura de un bárbaro, identificado como tal por su pelo, su barba enredada y sobre todo por sus ropas - su caperuza curvada parecida a un gorro frigio indicando un origen oriental, una túnica de manga larga y pantalones holgados.

Simboliza a un persa o a un escita, los pueblos derrotados por el emperador - como un signo de sumisión toca la lanza con su mano derecha y alza su mano izquierda. En la esquina inferior derecha, debajo del caballo, una mujer queda en el suelo.

Su ropa se ha resbalado, mostrando el pecho derecho, y en su mano izquierda sostiene un pliegue de su ropa conteniendo frutas, símbolos de prosperidad. Su mano derecha está alzada hacia el pie derecho del emperador en un gesto de sumisión. Personifica a la Tierra, representando la dominación universal del emperador y con los frutos como símbolo de la prosperidad de su reino.

Simétrica a esta primera figura femenina, en la parte superior derecha del panel central, hay una estatuilla de una Victoria alada sobre un globo inscrito con el signo de la cruz, sosteniendo una palma símbolo de la victoria en su mano izquierda y en su mano derecha hoy rota casi con seguridad llevaba una corona que colocar en la cabeza del emperador.

Esta clase de personificación en estatuilla era también una de las unidas a la iconografía del emperador triunfante, que puede encontrarse en varias monedas como en el reverso de un sólido de Constantino II, derecha pero también en escultura como la escena de sacrificio en el arco de Galerio y sobre algunos dípticos consulares.

El emperador tiene un corte de pelo a tazón o arquivolta , del tipo donde el flequillo describe un círculo arqueado alrededor de su rostro, y luce una corona tachonada de perlas, de las cuales sobreviven cuatro. Sus rasgos faciales son de forma ovalada y bastante pesados, notablemente las pestañas y la nariz, pero le da un carácter alegre al retrato imperial.

El emperador luce uniforme militar de comandante en jefe, en cuyo papel está retratado - bajo su coraza luce una túnica corta y sobre la coraza una capa paludamentum , de la que un pliegue cae detrás de él y que está sujeto a su hombro por una fíbula redonda.

La fíbula estaba hecha originalmente de piedra preciosa, como la coraza. Luce botas con cordones cruzados, ornamentadas con una cabeza de león, y los arreos del caballo están decorados con una serie de medallones que caen en incrustaciones, hoy perdidas aparte de la del centro de su cabeza.

El relieve de este motivo central estaba particularmente acentuado - la Victoria, la lanza, y en menor medida las cabezas del emperador y de su caballo están todas esculpidas muy cerca del bulto redondo. El cuidado que se ha puesto a la hora de modelar los ropajes y de reflejar ciertos detalles anatómicos, como los músculos del brazo del emperador, podrían calificarse como clasicizantes.

Estas características, añadidas a la desproporción de las figuras, subrayan la majestad de la persona imperial, recordando al arte teodosiano. Los paneles laterales son un relieve menos elevado la profundidad máxima del grabado del panel central es de 28 milímetros, mientras que es solo de 9 en los paneles laterales , y son estilísticamente ligeramente menos virtuosos que el panel central.

Tienen los bordes inscritos en una pauta en zig-zag simple, dejando espacio en el borde alrededor del panel central para una guirnalda de hojas estilizadas con un pequeño agujero a mitad de cada lafo para cuatro incrustaciones hoy perdidas. El panel al lado izquierdo representa a un oficial superior, reconocible por su ropa y equipamiento militares, comparables a los del emperador.

Con barba, luce una coraza y el paludamentum , fijado a su hombro derecho por una fíbula más simple que la que lleva el emperador. Se puede distinguir la vaina de su espada fijada al cinturón, lucida en el lado izquierdo. Avanza hacia el emperador y le presenta con una estatuilla de la Victoria sobre un pedestal - ella sostiene una corona y una palma, como la Victoria del panel central.

A sus pies hay una bolsa. El hombre permanece en pie en un marco arquitectónico formado por dos columnas que sostienen capiteles corintios y de una pauta de teselada posiblemente opus sectile evocando una habitación de un palacio imperial.

Esta figura a veces es interpretada como un cónsul , interpretando la estatuilla de la Victoria y la bolsa interpretada aquí como con toda probabilidad conteniendo oro como atributos consulares. Sin embargo, la figura puede también representar sparsio , la generosidad consular representada en otros dípticos, como los de Clemente y Justino , con la bolsa de oro más abiertamente simbólica de botín de guerra, prueba del triunfo imperial.

Igualmente, donde el César galo sostiene una estatuilla de la Victoria semejante en su imagen sobre el Calendario de , luce ropas civiles y no militares. El oficial del díptico Barberini es por tanto más probable que represente a un general que intervino en la campaña victoriosa representada por el marfil.

Es natural suponer que en el panel simétrico a la derecha hoy desaparecido mostraría otro general en una moda similar. El panel inferior forma una especie de friso decorado por una doble procesión de bárbaros y animales que convergen hacia una figura central de la Victoria.

Ella se vuelve para mirar arriba, hacia la figura del emperador en el panel central y sostiene en su mano derecha un trofeo militar, representado en la forma tradicional de una rama con armas militares, armadura y botín unidos a ella.

Los bárbaros derrotados llevan al emperador varios regalos como tributo y se diferencian por sus ropas y por los animales salvajes que los acompañan. A la izquierda, dos figuras con barba son del mismo tipo que el bárbaro en el panel central, luciendo una túnica corta, un gorro frigio y botas cerradas.

Uno de ellos lleva corona, el otro un contenedor cilíndrico con contenido desconocido, quizás oro, y por delante de ellos marcha un león.

Pueden ser persas o escitas. A la derecha, los dos bárbaros están vestidos de manera muy diferente - desnudos de cintura arriba, lucen un tocado de tela adornado con plumas, una pieza simple de tela atada a la cintura y sandalias. Están acompañados por un tigre y un pequeño elefante.

El primero luce colmillo de elefante sobre su hombro y el segundo un bastón de función desconocida. Representan a indios.

Este tema de bárbaros rindiendo homenaje al emperador es común en bajorrelieves romanos y bizantinos - aquí, es el aurum coronarium , la presentación del tributo.

Muestran la clementia del emperador y subrayan el simbolismo de la victoria imperial. Uno de los dos fragmentos de marfil atribuidos a un díptico imperial actualmente en Milán también representan este motivo, en una obra ligeramente anterior. Sobre el obelisco de teodosio diez bárbaros, de nuevo divididos en dos grupos, convergen sobre la figura central del emperador, en este ejemplo entronizado en majestad en un palco imperial rodeado por otros augusti.

A la izquierda están los persas, y a la derecha hay bárbaros occidentales indeterminados, quizá alemanes o godos. La Victoria está ausente en este relieve, pero está bien representada en la base perdida de la columna de Arcadio y sobre la base perdida tradicionalmente atribuida a la columna de Constantino - en ambos casos, la Victoria está en una posición central, como una especie de intermediario entre los bárbaros derrotados y la figura del emperador, situada debajo.

El panel superior de este marfil se encuentra ocupado por dos ángeles que llevan una imago clipeata , un gran medallón que luce un busto de un Cristo joven y sin barba, sosteniendo un cetro cruciforme en su mano izquierda y haciendo el signo tradicional de bendición con su mano derecha el dedo anular agarrado sobre el pulgar.

El busto está enmarcado por símbolos del Sol a la izquierda y de la Luna y una estrella a la derecha. La pareja de ángeles que llevan una imagen de Cristo aquí reemplazan la imagen anterior de dos Victorias llevando una personificación de Constantinopla que puede encontrarse en el segundo panel del anteriormente mencionado díptico imperial de Milán - la sustitución está lejos de ser insignificante e implica un cambio vital paradigmático respecto a la datación y la comprensión del díptico Barberini.

La cuestión de la identidad del emperador representado en el panel central es el problema central que ha ocupado a los comentaristas del díptico Barberini - su primer propietario moderno, Peiresc, le reconoció sin duda como Heraclio e identificó al oficial ofreciendo la estatuilla de la Victoria como su hijo Constantino III.

Identificaciones posteriores de la figura central han incluido también a Constantino I , Constancio II , Zenón y sobre todo Anastasio I o Justiniano. Así la datación del marfil es innegablemente una indicación útil de la identidad del emperador pero no es concluyente a ese respecto.

Desde el punto de vista estilístico, la escultura en altorrelieve del panel central es comparable a otros dos paneles de marfil que datan de comienzos del siglo VI , representando auna emperatriz - uno está en el Bargello de Florencia izquierda , el otro en el Museo de Historia del Arte de Viena.

Este paralelismo sugeriría la identificación del emperador del díptico Barberini con Anastasio. El reinado de Anastasio estuvo marcado por una difícil guerra contra los persas desde hasta , concluida por la paz de que restauró el statu quo pero que podría presentarse en Constantinopla como un triunfo después de las primeras derrotas romanas.

La producción del díptico Barberini podría verse en este contexto, como marca del triunfo representado uno celebrado sobre los persas. Aunque la figura comparte características con ciertos cónsules de dípticos contemporáneos de Anastasio I, como el de Anastasio y sobre todo el de Magno , el retrato del emperador en el díptico Barberini tiene poco parecido con los retratos conocidos de Anastasio como el medallón del díptico consular de Anastasio.

Es de hecho más parecido a retratos conocidos de Constantino, que ha permitido a ciertos historiadores identificarlo con ese emperador, incluyendo al propio Barberini, pues un artículo en un catálogo contemporáneo de él muestra véase arriba.

Esta interpretación también debe algo a la inscripción moderna en el panel de reemplazo de la derecha, en el que es fácil reconocer el nombre del emperador, o al menos en tanto no se refiera a Constante o Constancio II en su lugar.

Por otro lado, criterios estilísticos no dejan duda de que el marfil no es más antiguo que finales del siglo V , con lo que el parecido del retrato imperial a retratos de Constantino se explicarían por el deseo explícito del comitente de recordar la imagen de ese emperador.

Desde esta perspectiva, esta referencia se remonta a la iconografía de Constantino se ajusta a Justiniano más que a Anastasio I. El estilo bajorrelieve de los paneles secundarios, y especialmente la presentación gráfica y poco plástica de la ropa, se acomoda a una fecha posterior de la obra alrededor de mediados del siglo VI.

La combinación de la obra de relieves de alta calidad evoca otra famosa obra de escultura de marfil de esta época, el trono de Maximiano en Rávena , muy visiblemente otro producto de los talleres imperiales en Constantinopla - con esto sería el emperador Justiniano triunfante.

La posición atractiva que se da en la composición a la figura de cristo bendiciendo al emperador sugiere también una fecha justinianea - es comparable a un díptico consular de Justino de , el último díptico consular conocido antes de que Justiniano suprimiera el consulado en , y el primero en colocar imágenes de Cristo y de la pareja imperial Justiniano y Teodora en medallones por debajo del retrato del cónsul.

Hasta entonces la presencia cristiana en estos dípticos se había limitado al símbolo de la cruz, como aquellos que enmarcan a los retratos imperiales del díptico consular de Clemente en Esta cruz podría también mostrarse dentro de una corona que llevan dos ángeles, el motivo más conocido de la era teodosiana - además de marfiles como el de Murano , también figura en bajorrelieves de la columna de Arcadio y la decoración del sarcófago de Sarigüzel.

Reemplazando la cruz dentro de la corona con un busto de Cristo en el díptico Barberini marca otro paso en la cristianización de la forma del relieve, que también la dataría de un momento posterior al reinado de Anastasio y se correspondería bien con la orientación ideológica observada en el comienzo del reinado de Justiniano.

El gran díptico imperial de Londres, del que solo sobrevive un panel, representa un arcángel sosteniendo un cetro y un globo coronado por una cruz y puede asignarse al mismo movimiento ideológico.

Se dató precisamente de comienzos del reinado de Justiniano en por D. Wright, después de hacer una nueva traducción de su inscripción griega.

La identificación del emperador triunfante con Justiniano así se correspondería bastante bien con la imaginería dejada por este emperador, que también incluye estatuas ecuestres y estatuas de Victoria pues victorias sobre los persas que eran intensamente proclamadas en la propaganda pero no particularmente reales.

El emperador, montado a caballo con un casco alzado, sostiene un orbe coronado por una cruz en su mano izquierda y saluda al espectador con la derecha. Está coronado por un amplio tocado de plumas o toufa.

La conexión de esta estatua con el emperador triunfante del díptico Barberini está también justificada en que el anterior era parte de un grupo escultórico en el Augustaion que también incluía estatuas de tres reyes bárbaros ofreciendo tributo al emperador, como en el panel inferior del díptico.

El dibujo de la estatua del Augustaion puede relacionarse con otra representación ecuestre de Justiniano en una de sus medallas, izquierda. En el anverso hay un busto nimbado de Justiniano como un general, armado con una lanza, luciendo una coraza y coronado con la diadema y toufa.

Aquello levantó enemistades y preocupación en las otras secciones de Roma. Mientras tanto, un general llamado Majencio tomó Roma por la fuerza nombrándose emperador de la parte itálica del imperio.

Estos momentos marcarán la historia mundial, cambiarán y señalarán el rumbo de nuestra cultura y de cómo hoy vivimos. Algo increíble pero cierto.

Aún más increíble es que el origen de todo fue un sueño de Constantino. De camino a Roma, una de las noches antes del enfrentamiento definitivo, Constantino tuvo un sueño, una visión en la que Cristo se le apareció con una cruz. Así se lo contó el propio Constantino a sus tropas.

Un dato muy importante es que Constantino en ese momento no era cristiano. El paganismo con sus dioses romanos era la religión mayoritaria en Roma, aunque la novedad del cristianismo comenzaba a tomar mucha importancia. Constantino marchó a Roma portando la cruz como estandarte de su ejército, muy inferior en número al de Majencio.

Ambos se enfrentaron en la decisiva batalla del Ponte Milvio, que se vino abajo con la huida de los soldados de Majencio y con éste último entre ellos. Constantino entró en Roma triunfante y, a los pocos días, ordenó que se dejará de perseguir a los cristianos.

Pues su Dios lo había llevado a la victoria. Esta victoria era decisiva para el porvenir de Roma. Por todo ello, en la via triunfalis se levantó el Arco de Constantino para celebrar y hacer eterno ese triunfo. Batalla del Puente Milvio en las Estancias de Rafael Museos Vaticanos.

Mientras, a su vez, un general llamado Licinio hacía lo propio con el de oriente. Dos mentes ambiciosas que tenían claro que no se pararían ahí. Licinio y Constantino parecían destinados a enfrentarse.

Y así fue. El primer paso lo dio Licinio, que envió a un hombre de confianza con la misión de asesinar a Constantino de forma sigilosa. El enviado fracasó, su intento fue interceptado y Constantino tenía ya la justificación para iniciar la guerra. El emperador de occidente partió a oriente con sus tropas a una campaña que duraría ocho años.

Unas tropas que ya alzaban la cruz como símbolo propio, pues aquel dios los había llevado a grandes triunfos y los llevaría ahora a unificar Roma como en sus tiempos más gloriosos.

El cristianismo, al contar con la aprobación de Constantino, ya que éste tenía a su Dios como defensor, se expandía a una velocidad pasmosa.

El estrecho del Bósforo fue el escenario de la batalla final entre Licinio y Constantino. Roma era de nuevo una. Un grandioso y basto territorio. Constantino no sólo se mostró hábil en la batalla sino también en gobierno. Bajo su mandato, y después de largos años de guerras internas, su gente conoció de nuevo la paz.

Constantino trajo el orden interno, controló las invasiones bárbaras en las fronteras y devolvió a Roma la grandeza de antaño. Un nuevo gran emperador había surgido. Fue allí, en el estrecho del Bósforo, donde éste se enamoró de una pequeña ciudad: Bizancio.

Tanto que Constantino la amplió, modificó y embelleció a su gusto, haciéndola la capital de su imperio. Fue el nacimiento de Constantinopla.

La que hoy en día conocemos como Estambul. Constantino no se olvidó del símbolo de su sueño y del Dios que lo había llevado a lograr todo aquello. Sin embargo, no fue hasta el final de sus días en los que se consideró a sí mismo como un cristiano, bautizándose sólo momentos antes de morir.

A lo largo de su vida y desde aquella visión, Constantino siempre combinó la creencia en dioses romanos con su adoración al dios cristiano.

Pero, antes de fallecer y durante su estancia en el poder, Constantino tomó medidas muy importantes para el cristianismo. Estableció las fechas de sus festividades, reconoció la figura de los obispos y en especial el de Roma, comenzó la construcción de la basílica de San Giovanni para que fuese su sede principal y, poco más tarde, la de San Pedro.

Es el inicio de una historia nueva dentro del papado y Roma. Si pensamos en todo esto, la figura de Constantino el Grande está presente en cada día de nuestras vidas, ha influenciado directamente cómo vivimos y cómo pensamos.

Cómo vemos el mundo. Sin embargo, no lo tenemos muy presente. Lo que está siempre presente, orgulloso y brillante como cuando se levantó hace años, es su arco del triunfo: el arco de Constantino.

Miramos al Coliseo y nuestra vista apenas alcanza para cubrirlo. Lo contrario sucede con el arco. Sin embargo, al mirarlo más calmadamente vemos una Roma partida que se torna en un imperio glorioso de nuevo, un cristianismo castigado y peligrando con extinguirse que se convierte en el estandarte del imperio y su emperador, el nacimiento de Constantinopla, de los papas, de los obispos, de la basílica de San Pedro … Y es entonces cuando nuestra vista parece no ser tampoco suficiente.

Coliseo y Arco, como cuando Constantino se enfrentó Majencio con un ejército mucho inferior, se miran de igual a igual. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arco de Constantino. de Diego Bernárdez el 8 marzo, Comenta ahora. Diego Bernárdez martes 8 marzo, No hay comentarios. En este artículo encontrarás.

Video

Marco Aurelio. El último triunfo del Emperador Triunfznte las Actividades. Sus aliados hispanos y Juegos Sorteo Premio encabezaron la marcha llevando coronas de Encuestas pronósticos comunitarios se Encuestas pronósticos comunitarios concedió la ciudadanía Triunante y tierras en Triunfanre. Diego Bernárdez martes 8 marzo, No hay comentarios. Otros fueron rechazados, pero siguieron adelante de todos modos, con el llamamiento directo del general al pueblo por encima del Senado y una promesa de juegos públicos a su costa. Siga toda la actualidad internacional descargando la aplicación RFI. Belisario, el general romano humillado por el emperador Justiniano

Related Post

0 thoughts on “Grandeza del Emperador Triunfante”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *